La Cancillería argentina informó en un comunicado de prensa que este lunes a las 14 horas se realizó el acto de apertura de las ofertas presentadas para el concurso de precios convocado para el mantenimiento del dragado, señalización y administración del Canal Martín García, a 32 pies al cero de marea, “hasta tanto se adjudique por licitación pública internacional la profundización del Canal a 34 pies”.

De acuerdo con la información del gobierno argentino, se presentaron las cuatro empresas que fueron invitadas a retirar los pliegos el pasado 9 de junio: Dredging International N.V.,Van Oord Dredging Marine Contractors BV, Jan de Nul N.V. y Boskalis International BV, quien controla a Riovia.

En el acto de apertura la delegación de la Argentina, según consta en el acta, manifestó que el país entiende que la empresa Boskalis International BV “ha perdido la condición de empresa precalificada por impedimentos a ser participante, por lo cual su oferta debe ser recibida en este acto y posteriormente ser declarada inadmisible al momento de la evaluación de las ofertas”.

La oposición uruguaya denunció en mayo que fue ofrecida una coima de US$1 millón a funcionarios de la Carp para apoyar en el proceso de licitación a Riovía, que desde hace dos décadas draga el canal.

Almagro señaló además en su nota a Timerman que el informe de auditoría del Tribunal de Cuentas se realizó en el ámbito de su "competencia y jurisdicción" y sus efectos "alcanzan en exclusividad a la parte uruguaya".

Sobre el esclarecimiento de versiones de presuntas irregularidades, el informe del Tribunal de Cuentas concluyó que "el cúmulo de indicios que apareja la consideración de estos hechos no permite sacar conclusiones firmes y por tanto enervan la formulación de una eventual denuncia penal."

El pasado miércoles, el gobierno argentino resolvió suspender "nuevas actuaciones relativas" al canal hasta tanto el uruguayo "se sienta totalmente satisfecho de haber aclarado sus dudas" en torno a las supuestas irregularidades, decisión que fue rechazada por las autoridades de Montevideo, que insistieron en "continuar las negociaciones inmediatamente".

Según el gobierno argentino, en el acuerdo de prórroga para el dragado y mantenimiento del canal Martín García suscrito el 7 de febrero de 2012 se fijó el precio de US$15.150.000 anuales para Riovía.