La industria del juguete en Argentina creció 130% en la última década, con exportaciones que alcanzan entre 5 y 10% de la producción, destacó este sábado el ministerio de Industria.

La titular de esa cartera, Débora Giorgi, ponderó el crecimiento de la industria del juguete nacional y la aplicación de tecnología en el sector.

A través de un comunicado, la funcionaria remarcó el crecimiento de la producción y las ventas en el sector de juguetes, e hizo énfasis en el rol del fortalecimiento de la demanda interna impulsada por políticas activas de inclusión que han sido eje del proyecto de país iniciado en 2003.

"En la última década el sector más que duplicó su producción y esto se tradujo en más de 5.000 puestos de trabajo y en cada vez más juguetes nacionales, alcanzando casi el 50% del mercado", dijo Giorgi.

La ministra agregó que este incremento se traslada también a las ventas y el consumo "porque tenemos un gobierno que honrando derechos, hace de la inclusión el pilar de un proyecto de país".

Según datos sectoriales, en la última década la industria del juguete nacional ha creado 3.550 empleos directos y 1.700 indirectos.

"El desempeño y crecimiento inédito en materia de producción del sector de juguetes se fundamenta en la inversión en desarrollo y tecnología, el juguete nacional es calidad, diseño e innovación", indicó.

Según la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), el juguete producido en Argentina abarca el 48% de la oferta en el mercado local.

El sector exporta entre el 5 y el 10% de la producción y uno de los objetivos es buscar nuevos nichos en el exterior.

El sector aspira a facturar unos 900 millones de pesos (US$108 millones) durante 2014 y reinvertir el 20% de sus utilidades para aumentar su producción.