El presidente de la Cámara Paraguaya de Gas (Capagas), Pedro Balotta, confirmó que la medida adoptada en la Argentina, por mandado del gobierno de Cristina Fernández, de suspender el envió de Gas Licuado de Petróleo (GLP) a Paraguay a causa del intenso frío en el país vecino, quedó superada este jueves.

“Realmente la medida nunca fue oficial, no lo hicieron nunca por escrito; fue más bien una comunicación a través de Aduanas de Argentina”, señaló Balotta.

El bloqueo de la provisión del carburante fue anunciado verbalmente por los proveedores, a través de la aduana argentina, manifestando que estaban suspendidas las cargas para Paraguay. Posteriormente, informaron de su levantamiento.

“En junio hubo retrasos por la huelga de transporte en Argentina, medida que duró prácticamente una semana y que significó para nuestro país (Paraguay) la no importación de unas 2.000 toneladas. Posteriormente vino este anuncio de bloqueo por una semana a causa del intenso frío en el vecino país, donde los sistemas de calefacción en gran parte de su territorio dependen del gas licuado, pero afortunadamente la medida ya quedó sin efecto y los despachos se normalizarán”, manifestó el titular de Capagas.

De haberse mantenido el bloqueo prácticamente ya no nos hubiera afectado en este invierno, porque en Paraguay existen reservas de unas 6.000 toneladas aproximadamente, finalizó diciendo Balotta.