Buenos Aires. Un paro sorpresivo del personal de cabina de la empresa aérea LAN complicó en la mañana de este lunes la situación en el aeropuerto de Ezeiza, con nuevas cancelaciones, aunque posteriormente el ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y los vuelos comenzaron a normalizarse lentamente.

Fuentes de ATCPEA (Asociación de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Empresas Aerocomerciales) aseguraron a ámbito.com que mañana a las 16 se reunirán en la cartera que encabeza el ministro Carlos Tomada. Asimismo, afirmaron que la medida ya se acató y los vuelos se reprogramaron.

Mientras desde el gremio que agrupa al personal se denunciaba el incumplimiento por parte de la compañía aérea de normativas establecidas en el convenio de trabajo y la violación de normas aeronáuticas, desde la empresa se consideraba al Ministerio de Trabajo como el ámbito apropiado para la búsqueda de soluciones.

Al respecto, la secretaria general del sindicato, Paula Marconi, manifestó en declaraciones a la prensa que la medida de fuerza se llevó a cabo porque desde la empresa "se está violando el convenio de trabajo y no se están respetando las normas aeronáuticas".

Sin embargo, el vocero de LAN Argentina, Pablo Querol, negó la existencia de tales circunstancias y expresó su sorpresa por el paro de actividades, ya que, según dijo, la compañía aérea "no tiene registrada ninguna denuncia acerca del supuesto incumplimiento del convenio".

Tras destacar que desde el 21 de octubre el gremio no mantiene diálogo alguno con la compañía aérea, Querol manifestó la voluntad de concurrir al ministerio de Trabajo para encontrar una medida que permita destrabar la situación.

Fue así como, cuando ya se habían cancelado por lo menos seis de los primeros vuelos programados para esta mañana y persistía la amenaza de que la medida de fuerza se extendiera durante todo el día, el ministerio de Trabajo dictó pasadas las 9 la conciliación obligatoria.