Buenos Aires. El secretario de Agricultura, Lorenzo Basso, aseguró que “Argentina se propone al 2020 incrementar un 60% la producción de granos”, al inaugurar el seminario “Innovación, Tecnología y Producción de Alimentos” que desarrolla Argentina y la Unión Europea en la sede de la Cancillería.

Del encuentro, que se extenderá hasta el miércoles, participa, entre otros, el Consejero Especial del Director General de Agricultura de la Comisión Europea, Lars Hoelgaard, y el director Nacional de Negociaciones Económicas Internacionales, Horacio Salvador.

Basso aseguró que Argentina logrará la meta que se propone para 2020 y la vinculó con el cálculo difundido por la FOA (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) que indica que la producción agrícola mundial necesitará crecer un 70% para alimentar a los 9.000 millones de personas que habitarán el planeta en 2050.

Lo vamos a lograr porque tenemos los recursos en cuestión: el agua, la tierra y la gente”, enfatizó.

En la misma dirección, el secretario de Agricultura destacó que “es importante enfocarnos en cómo vamos a lograrlo. No se pueden descuidar los aspectos sociales y ambientales. Debemos crecer y garantizar la sustentabilidad”.

Además remarcó que “el seminario sirve, entre otras cosas, para evaluar el nivel de sintonía que hay con la Unión Europea, de cara a ese desafío”.

Por su parte, Hoelgaard coincidió con el funcionario argentino en que “tenemos la responsabilidad de asegurar la producción correspondiente a una población creciente y a una demanda creciente. Pero tenemos la obligación de respetar la cuestión social, la económica y medioambiental. Sabemos que debemos producir más con menos tierra y menos agua”.

En ese sentido, el consejero de la Comisión Europea resaltó la importancia de “un acuerdo a nivel nacional e internacional para producir más con menos recursos”.

En cuanto al crecimiento de los precios internacionales de los productos agroalimentarios, Holegaard dijo que se trata de “una corrección necesaria” y que de otra manera “siempre gana el consumidor en detrimento de la agricultura”.

Por su parte Basso sostuvo que el incremento tiene que ver con un “sinceramiento del sistema” y que es un “incentivo para los países productores de alimentos”.

A modo de análisis de la coyuntura económica internacional, el secretario de Agricultura dijo que no cree que “la crisis de la Unión Europea afecte significativamente el tema alimentario”.

Además nace “una oportunidad para que la UE empiece a pensar en Latinoamérica y piensen en agregar valor desde nuestra región”, agregó.

El seminario, que se desarrolla en el Palacio San Martín y que concluye este miércoles a las 17.30, se celebra en el marco del “Programa de Apoyo a Diálogos sobre Políticas entre la República Argentina y la Unión Europea”, y se realiza con apoyo de la Comisión Europea.