Buenos Aires. La cosecha de granos sufriría amplias pérdidas en Argentina, donde muchas plantas de maíz ya se están secando y la soja tiene un desarrollo inferior al normal por el tiempo seco y cálido provocado por el fenómeno La Niña, señalaron especialistas este martes.

La crítica situación climática que vive el país, uno de los principales proveedores mundiales de alimentos, tiene lugar meses después de que los expertos vaticinaran una cosecha récord, un pronóstico que se derrumba semana a semana ante la falta de lluvias y las altas temperaturas.

"El maíz está en un estado de desarrollo muy deficiente y la soja también está bastante por debajo de lo normal. Las pérdidas pueden ser significativas", dijo José Luis Aiello, director de la Consultora de Climatología Aplicada.

El experto no espera precipitaciones en el área agrícola para los próximos días, que serán clave para el maíz.

"Se entra ahora en un período crítico de 20 días, aunque las perspectivas son que siga el clima seco y las altas temperaturas hasta el sábado. A partir del sábado podría haber lluvias pero de montos pequeños. Con este panorama la situación es muy complicada", explicó Aiello.

El gobierno todavía estima que la producción de maíz de Argentina llegará al récord de 26 millones de toneladas y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) prevé que será de 25 millones, aunque muchos analistas creen que si no hay lluvias en los próximos días la cosecha será sensiblemente menor.

La producción argentina de soja sería de 52 millones de toneladas, según el Gobierno y el USDA, aunque la publicación especializada Oil World advirtió la semana pasada que podría ser de entre 43 y 48 millones de toneladas debido al clima seco.

"La seca es peor que la de la campaña 2008/09 (cuando una grave sequía arrasó los cultivos) en nuestra zona. La mayoría de los maíces se está secando y algunos productores los están picando para que los coman las vacas", relató Bernard Courreges, un productor de General Villegas, en el oeste de la provincia de Buenos Aires, que es la principal productora de soja y maíz del país.

La situación de los cultivos argentinos es seguida día a día por el mercado de futuros de Chicago, ya que la nación sudamericana es el segundo exportador global de maíz, el tercero de soja y el primero de aceite y harina de la oleaginosa.

"Está haciendo entre 38 y 40 grados (centígrados) y si no llueve en los próximos 15 días va a haber lotes que van a empezar a morir. Si históricamente Villegas tiene un promedio de 8.000 kilos (de maíz), hoy va a obtener más o menos 3.000 kilos. No se van a recuperar los costos de producción", dijo Courreges.

"La soja todavía no está en etapa crítica, está muy mal pero si empezase a llover se recuperaría", añadió.

La Niña, que es la contracara de El Niño, es una aceleración de los vientos ecuatoriales (alisios) que provoca un enfriamiento del Pacífico del Ecuador, fuertes lluvias en India, China, Australia y el sur de Africa y sequías en Argentina, Uruguay y el sur de Brasil.