Buenos Aires. Las filiales locales de Toyota, Ford, Volkswagen, Renault, Nissan y Mercedes-Benz conformarán el mayor bloque de fabricantes de pick ups de la región a partir de 2018.

Con inversiones totales por más de u$s 2.000 millones para modernizar sus plantas y lanzamientos de nuevos modelos, Argentina será un polo productor de pick ups medianas para el Mercosur, América Central y para el mercado de los Estados Unidos, en la próxima década.

En la planta de Renault ubicada en la localidad de Santa Isabel, provincia de Córdoba, ya comenzaron las obras para la instalación de nuevas líneas de montaje para el inicio de la producción de la pick up Nissan NP300 Frontier.

En la etapa inicial, prevista para el primer semestre de 2018, se producirán 35.000 unidades del vehículo de la marca japonesa. Hacia fines de 2018 se prevé el lanzamiento del segundo modelo, la Renault Alaskan, y a comienzos de 2019 se lanzará la tercera pick up, la Mercedes-Benz Clase X.

Este proceso forma parte de la inversión de u$s 600 millones anunciada por el CEO mundial del grupo Renault-Nissan, Carlos Ghosn en una reunión que mantuvo con el presidente Mauricio Macri en Casa de Gobierno en el mes de julio.

El alto directivo también participó de un encuentro con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, donde se firmó un acuerdo para la generación de unos 3.000 puestos de trabajo en la fábrica de Renault, en Santa Isabel.

Por el lado de Ford Argentina, la planta ubicada en la localidad bonaerense de General Pacheco continúa en proceso de expansión y modernización dentro del plan de u$s 220 millones de inversión anunciado en 2015 para aumentar la producción de su pick up Ranger y poder incorporar otros mercados de exportación a los ya conseguidos en los últimos años.

El presidente de Ford Argentina, Enrique Alemañy, dijo a Télam en la cena de fin de año de la empresa que "en nuestro país tenemos buenos productos, los mejores proveedores y el personal más calificado para producir pick ups de calidad. Lo que debemos mejorar es en la competitividad. Ahí está la clave para conquistar nuevos mercados en los próximos años".

En Toyota Argentina, en tanto, se alcanzó la producción de la unidad N° 1.000.000 salida de su planta ubicada en la zona de Zárate, provincia de Buenos Aires, en tanto que continúan los procesos para llegar a las 140.000 unidades fabricadas al año de su pick up Hilux y el utilitario deportivo SW4.

La empresa japonesa realizó una inversión de u$s 800 millones para ampliar su planta que ahora cuenta con una superficie de 354.860 m2, a la vez que generó 1.000 nuevos puestos de trabajo en la cadena de valor.

Daniel Herrero, CEO de Toyota Argentina, comentó a Télam que "la ampliación de la planta de Zárate nos permitirá llegar a 140.000 unidades de producción e incorporar nuevos mercados de exportación como Bolivia, Chile, Ecuador y Perú".

Volkswagen Argentina, por su parte, lanzó hace un mes un rediseño de su pick up Amarok y anticipó lo que será su lanzamiento más importante para 2017: una versión V6 con motorización turbodiesel.

Estos nuevos productos son parte de las inversiones de u$s 100 millones anunciadas por altos ejecutivos de la firma alemana en julio de este año para sus centros industriales de General Pacheco y Córdoba.

En el grupo PSA Peugeot/Citroën todavía no hay una definición de cuál será la planta que finalmente fabricará su pick up en el Mercosur. Una está ubicada en las inmediaciones de ciudad de Rio de Janeiro, Brasil, y la restante, en la localidad bonaerense de El Palomar.