Buenos Aires. Siderar, la mayor productora de aceros planos de Argentina, reportó el martes un salto de 82,4% en sus ganancias trimestrales por una revalorización de activos y pidió al gobierno, que está enfrentado con la empresa, que la deje operar libremente.

La compañía dijo que ganó 609,6 millones de pesos (146,6 millones) en el primer trimestre de 2011, frente a una utilidad de 334,3 millones en el mismo lapso del año previo.

Sin embargo, aclaró que sin considerar el efecto del valor de sus activos, sufrió una caída del 9 en su utilidad, básicamente por incrementos de costos.

Hubo un "significativo incremento del costo de las materias primas y de los costos laborales y de servicios, que no pudieron ser compensados por los incrementos de precios y el recupero del volumen de despachos en el mercado local", explicó Siderar en un comunicado.

"Esto se vio reflejado en la reducción del margen operativo que alcanzó el 14% de las ventas en el primer trimestre de 2011, comparado con un margen operativo de 20% de las ventas en el primer trimestre de 2010", sostuvo.

Según cifras oficiales, la inflación anualizada a marzo en Argentina fue de 9,7%, pero los analistas privados calculan que la inflación realmente supera el 20% anual en el país.

Valor de activos. La ganancia de 609,9 millones de pesos del trimestre incluye un ajuste de precios en la tenencia de materias primas, un efecto que la empresa define como "un resultado por tenencia positivo de 349,8 millones de pesos".

El 'resultado por tenencia' refleja el impacto del aumento de precios sobre los inventarios de la sociedad, principalmente de las materias primas, y no tiene efecto en la generación de efectivo del período.

La ganancia por acción del primer trimestre fue de 1,75 pesos, comparado con una ganancia de 0,96 pesos en igual período del 2010.

Las ventas netas de Siderar entre enero y marzo sumaron 2.594,3 millones de pesos, un incremento del 36 por ciento interanual.

Esto fue resultado de un aumento de los despachos, producto principalmente de la recuperación de la demanda, y de un aumento del precio por tonelada.

El balance de la siderúrgica se hizo público un día antes de lo previsto por los analistas del mercado.

Tensión con el gobierno. Siderar, controlada por el grupo Techint y parte del conglomerado Ternium, informó el lunes que la justicia la autorizó a pagar un jugoso dividendo, luego de que el Gobierno y el regulador bursátil intentaran bloquear ese pago tras un duro enfrentamiento por la designación de directores.

En la última asamblea, el gobierno intentó sin éxito nombrar un representante en el directorio para reflejar su participación en la firma, algo tensó al máximo las relaciones entre el ministerio de Economía y la empresa.

En base a un pedido de aclaratoria, el juez interviniente le permite desafectar los fondos para hacer el pago de un dividendo de 1.511,5 millones de pesos (US$359,5 millones).

El regulador bursátil de Argentina suspendió el lunes la cotización de las acciones de Siderar ante la confusión sobre si pagaría o no esos dividendos.

"Hay que dejarla operar (a Siderar) y que el directorio trabaje en paz por el crecimiento de la compañía y de toda la región", dijo el martes en declaraciones radiales Martín Berardi, director general de Siderar.

El ente estatal de pensiones, llamado Anses, posee el 25,97% del capital de Siderar, una participación que heredó en el momento en que la presidenta, Cristina Fernández, estatizó el sistema privado de pensiones.

"Estamos dispuestos a comprar la parte de la Anses si (el Estado) la quiere vender", enfatizó Berardi, quien dijo que el Estado recibirá 393 millones de pesos por el pago de dividendos.