Buenos Aires. Los trabajadores petroleros que desde fines de marzo mantienen paralizada la producción de crudo y gas en la provincia argentina de Santa Cruz podrían reunirse el viernes con el sector empresarial, dijeron este jueves fuentes sindicales y del sector.

Mientras que las petroleras esperan que el encuentro permita terminar con la medida de fuerza, los líderes sindicales aún no decidieron si asistirán.

"En relación con el conflicto del norte de Santa Cruz, con una facción del gremio petrolero de dicha provincia se realizará una reunión mañana (viernes) en la mañana en (la sureña ciudad de) Río Gallegos en la que probablemente se supere el paro de producción", dijo una fuente del sector bajo condición de anonimato.

Sin embargo, los sindicalistas, que la semana pasada desobedecieron una orden del gobierno de suspender la medida para negociar, resolverán su asistencia a la reunión este jueves por la tarde.

Hasta el momento, la huelga frenó la producción de las empresas Repsol-YPF, Occidental Petroleum Corp y Pan American Energy en el norte de Santa Cruz, que produce el 20% del crudo de Argentina.

"Nosotros en este momento consideramos que no tenemos las medidas de seguridad necesarias para viajar a Río Gallegos por lo que pasó ayer (miércoles). Estamos evaluando qué vamos a hacer", dijo a Reuters Ricardo Garrido, miembro de la comisión directiva del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz.

El miércoles, un grupo de docentes y trabajadores estatales que se manifestaban en Santa Cruz por reclamos salariales fueron atacados por trabajadores del sector de la construcción, en un episodio confuso.

Hasta el momento, la huelga frenó la producción de las empresas Repsol-YPF, Occidental Petroleum Corp y Pan American Energy en el norte de Santa Cruz, que produce el 20% del crudo de Argentina, y forzó al gobierno a restringir el gas natural a la industria por dos días cuando comenzó el conflicto.

Una fuente de la industria dijo a Reuters recientemente que el cese en la producción de YPF alcanzó los 11.000 metros cúbicos por día, mientras que Occidental estaba perdiendo 6.000 metros cúbicos y Pan American dejó de producir 1.400 metros cúbicos por día.