Buenos Aires. Las ventas de supermercados de Argentina subieron un 11,9% interanual, informó el miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo, Indec. Las ventas no registraron variación frente al mes anterior.

En términos nominales, la inflación ha hecho subir los ingresos del comercio minorista durante los últimos años. Muchos economistas creen que los indicadores usados para ajustar los incrementos de ventas a las alzas de precios subestiman la inflación de modo significativo.

De acuerdo con el Indec, el índice de precios al consumidor registra un alza del 9,7% frente a un año antes. Pero la mayoría de los economistas dicen que el gobierno manipula los indicadores y estima que la inflación real es dos o tres veces superior a esa cifra.

El ministro de Economía argentino, Amado Boudou, y otros funcionarios niegan que el gobierno altere los indicadores. Boudou declaró que simplemente algunos precios se están ajustando y que no existe inflación.

Si se usara una cifra de inflación más alta para ajustar los resultados de los supermercados a precios constantes en vez de los discutidos índices de precios del Indec, el resultado de ventas anuales informado sería considerablemente más bajo, dijeron economistas.

Los indicadores de ventas de supermercados del Indec se basan en un sondeo a 68 compañías de distribución de todo el país.