El ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido, mantuvo este jueves un encuentro con el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, en el que acordaron incrementar la potencia de Yacyretá por un total de hasta 750 megavatios.

Asimismo, ratificaron el cronograma para la construcción de la represa Aña Cuá y dialogaron acerca de la integración en materia de transporte y cooperación en la implementación de la televisión digital, indicaron oficialmente en un comunicado.

El ministro arribó por la mañana a la localidad paraguaya de Ayolas, acompañado por el secretario de Energía, Daniel Cameron y el subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del ministerio de Planificación, Roberto Baratta, a los que se sumó el presidente de la Entidad Binacional Yacyretá, Oscar Thomas.

El acuerdo consiste en la incorporación de las tres nuevas turbinas, que se suman a las 20 con que cuenta la represa, permitirá generar 480 megavatios adicionales.

Las obras en cuestión se licitarán en los próximos meses, indicaron desde la cartera de Planificación.

El otro gran proyecto de ampliación de Yacyretá es la represa Aña Cuá, que a través de 5 turbinas aprovecha el vertedero del mismo nombre, generando 270 megavatios.

Ambos países ratificaron el cronograma de licitación y se estima que las obras comenzarán el año que viene.

De esta manera, "con la incorporación de las tres turbinas y la construcción de la represa Aña Cuá se sumarán 750 megavatios, que incrementarán en un 25% la capacidad instalada del complejo hidroeléctrico Yacyreta, con una inversión de alrededor US$1300 millones", detalló.

En la reunión también se abordó la expansión la Hidrovía del río Paraná hasta Paraguay, la integración de los sistemas ferroviarios y la necesidad de avanzar en nuevos puentes internacionales, entre otros temas.