Las autoridades paraguayas y argentinas acordaron un plazo de tres meses para concretar el mecanismo con el cual se solucionará el impasse por la deuda de Yacyretá, no reconocida por Paraguay.

Igualmente, las partes resolvieron instalar tres turbinas más en la hidroeléctrica, a fin de producir más energía.

El jefe de Gabinete Civil, Miguel López Perito, ofreció una conferencia de prensa, en la cual aclaró los puntos analizados durante el encuentro entre el presidente Fernando Lugo y el ministro argentino Julio De Vido.

El alto funcionario ratificó que la reunión en Ayolas no se realizó en secreto, sino que se trató de una actividad “imprevista”.

Las autoridades decidieron dar a conocer los puntos dialogados ante la presión de la prensa y las denuncias de secretismo para una actividad de interés público.

Uno de los principales temas acordados fue el desendeudamiento de Yacyretá, que se deberá resolver en los próximos tres meses, según explicó López Perito.

“Se acordó darle celeridad al tema y en los siguientes tres meses que ya haya una propuesta definitiva para ser elevada a ambas partes”, manifestó, aclarando que mientras no se concrete este paso, Paraguay no firmará la construcción de la represa en el brazo Aña Cua.

“El desendeudamiento implica un avance sustancial en materia de soberanía energética y Paraguay pasará a disponer de su energía en igualdad de condiciones”, explicó López Perito.

En tanto, el jefe de Gabinete Civil estimó que la deuda actualmente asciende a unos US$15.000 millones, de los cuales US$9.000 millones corresponden a intereses.

Paraguay no reconoce el compromiso reclamado por el Tesoro argentino, ya que el acuerdo a través del cual se originó la abultada deuda nunca fue aprobado por el Congreso.

Más turbinas en Yacyretá. Además de agilizar la construcción de la represa Aña Cua, Paraguay y Argentina resolvieron instalar tres turbinas más en la central de Yacyretá, anunció Miguel López Perito, quien explicó que la hidroeléctrica actualmente posee 20 turbinas, pese a que su capacidad es para 30 aparatos.

Esta medida aumentará la producción de energía y generará más beneficios para los países socios, según aseveró.

Venta de energía. Respecto a la venta de la electricidad paraguaya en el exterior, el ministro indicó que las autoridades argentinas manifestaron su predisposición a facilitar el tránsito hasta el mercado uruguayo.

La venta de energía de la represa Acaray se encuentra trabada debido a que Argentina exige un “peaje” muy costoso, especificó López Perito.

“El ministro De Vido manifestó que están abiertos a permitir este tránsito y se estarían solucionando los problemas suscitados”, puntualizó.

Según López Perito, la propia Argentina manifestó su interés en comprar la producción de Acaray.