Buenos Aires. La petrolera argentina YPF, filial de la española Repsol y blanco de recientes críticas del gobierno de la presidenta Cristina Fernández, declaró este miércoles que estima que su índice de reposición de reservas de petróleo para 2011 será superior al 160%.

"En 2011 YPF incorporó a su libro de reservas 137 millones de barriles de petróleo, lo que supone que, por segundo año consecutivo, su índice de reposición de reservas de petróleo superó el 100%", agregó la empresa en una nota a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

YPF, que es la mayor empresa argentina, fue objeto en las últimas semanas de rumores de una estatización que afectaron el precio de sus acciones, que llegaron a caer cerca de 17% en siete sesiones. Este miércoles sus títulos subían un 0,98% a 154,5 pesos (US$353,5).

El gobierno acusó a YPF de no invertir lo suficiente en exploración para frenar una persistente caída de las reservas y de manipular precios del diesel.

El viernes pasado, además, suspendió programas de incentivo a la actividad petrolera. El presidente de Repsol, Antonio Brufau, se reunió esta semana con autoridades del país sudamericano en Buenos Aires.

La petrolera dijo además que sus inversiones en 2011 superaron los 13.300 millones de pesos (US$3.065 millones), un incremento mayor al 50% interanual.

En la nota remitida a la bolsa este miércoles, YPF indicó que la Secretaría de Energía de Argentina publicó datos en los que se señaló que en 2010 la empresa alcanzó un índice de reposición de reservas para crudo del 144% y para el gas del 100%.

Ministros de Hidrocarburos de provincias petroleras argentinas dijeron que la Casa Rosada busca que YPF invierta más, en detrimento de su generosa política de dividendos que da a sus accionistas entre el 80% y el 90% de los beneficios, una las tasas más altas de la industria.

Pero el gobierno podría ir más allá y quitarle concesiones a la empresa, tal como habilita la la Ley de Hidrocarburos cuando una petrolera no cumple los compromisos de inversión y productividad que acordó con el Estado, según especialistas del sector.

El fin de semana, antes de reunirse con Brufau, el ministro de Planificación Julio De Vido, responsable de las políticas de energía de Argentina, dijo que el gobierno exigirá a las petroleras "la plena producción" de hidrocarburos en los campos que operen.

Una reunión de gobernadores de provincias petroleras se realizará este jueves en Buenos Aires.