Personal técnico de la Marina de Guerra de Perú está apoyando a los agentes marítimos a movilizar la carga de comercio exterior en el puerto del Callao, en reemplazo de los estibadores portuarios que iniciaron una huelga el 12 de mayo último, de acuerdo al ministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo,

Cabe señalar que, según organismos relacionados a la actividad de comercio exterior, el paro de actividades de los trabajadores portuarios ya ha implicado pérdidas por más de US$500 millones, considerando toda la cadena productiva que está perjudicada. 

El secretario de estado señaló que los estibadores técnicos de la Marina de Guerra peruana podrán atender las cargas de los barcos sin problemas y con las seguridades respectivas, informa Expreso. 

Asimismo, la autoridad aclaró que los estibadores son una parte de las operaciones del puerto del Callao y el resto de trabajadores no están en huelga, por lo que el puerto está totalmente operativo.

Versión contraopuesta. Para el presidente del Consejo Nacional de Usuarios del sistema de distribución física internacional (Conudfi), Carlos Lozada, los problemas siguen muy presentes, difiriendo de las opiniones del ministro. 

Por información con que cuenta, Lozada declara que no existen las condiciones para poder operar en el puerto, citando que los barcos no están siendo descargados, el acceso al puerto es difícil, la existencia de piquetes de huelga de los estibadores e incluso algunos de ellos armados y con actitudes beligerantes.

En tanto, la Asociación Peruana de Operadores Portuarios (Asppor), ya ha calculado que las pérdidas ascienden a US$ 110 millones diarios, y ha pedido que el gobierno publique y ponga en práctica, las conclusiones de la Comisión Multisectorial de Trabajo Portuario que ya contemplaba beneficios para el trabajador portuario una vez levantada la huelga.

Según Asppor en los últimos tres años se han perdido más de US$ 1,000 millones en huelgas portuarias.