Guadalajara, Jal. Sin un plan B frente a la posible cancelación del TLCAN, Navistar International, Volvo y Kenworth, empresas productoras y exportadoras de vehículos pesados en México, afirmaron que su plan de negocios para los próximos años se mantiene firme, con crecimiento de manufactura y exportación a la región de Norteamérica y la diversificación a otros destinos del mundo.

De cara a la quinta ronda de negociaciones para la modernización del acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá, los fabricantes de camiones y autobuses mostraron optimismo porque avancen las pláticas entre los tres gobiernos, de modo que “cualquier camino que tome (la negociación) existe el compromiso de seguir fabricando y tener un plan exitoso en México y en las exportaciones”, expresó Bernardo Valenzuela, Vicepresidente de Exportaciones de Navistar International.

Entrevistado por separado en el marco de la Expo Transporte 2017 ANPACT, Rafael Kisel, presidente del Grupo Volvo México comentó: “Siempre habrá periodos de incertidumbre, pero las aguas regresan a su cauce y no tenemos que tener pánico ni cundir en acciones desesperadas; tenemos un buen fin de año y principio de año con buenas ventas y veo optimismo en el futuro”.

La quinta ronda es “crítica”, no habrá otra reunión en lo que resta del año hasta principios del 2018, lo que marcará cómo podría terminar el año y mantener calma hasta la sexta. “No especular, pero si continúan rondas es buena indicación”, acotó el presidente de Volvo.

Kenworth que nació como productora mexicana de camiones, ha diversificado su producción, actualmente el 75% tiene como destino el mercado doméstico y Sudamérica, y el 25% de su producción de la planta de Mexicali se dirige a Estados Unidos. Esto es, entre 11 y 12 unidades de un total 60 ensambladas a diario se envían a la región de Norteamérica.

La modernización o cancelación del TLCAN incide sobre las exportaciones a Estados Unidos, pero “no es algo que cambie el modelo de negocios. El nivel de exportaciones de México es importante, pero no se paralizaría”, afirmó Renato Villalpando, director general Kenworth.

El Vicepresidente de Exportaciones de Navistar International destacó la estrategia de la compañía de diversificación de mercados. “Estamos exportamos a 14 países. Y por primera vez, se enviaron 150 tractocamiones producidos y diseñados en México para Australia, con ingeniería del Centro de Investigación en Monterrey, Nuevo León, fabricados con aplicación de tecnología”.

Navistar México apuesta a recuperar participación de mercado local, con la meta de crecer sus ventas al doble hacia el año 2021, así como seguir aumentando producción, de la cual el 65% tiene destino EU y Canadá.

La planta de Navistar posee una capacidad de producción de 70.000 unidades, se fabrica a un ritmo de 200 unidades diarias cinco días a la semana.

Rafael Kisel afirmó que Volvo cuenta con gran parte del primer semestre con órdenes de ventas. Con el 100% de capacidad productiva, se ensamblan 3 autobuses diarios y un chasis, y tenemos nuestra planta con el 80% para los seis primeros meses, incluyendo ambos mercados.