Helsinki. Un grupo de arquitectos franceses llamado Moreau Kusunoki Architects ganó este martes una competencia para el diseño de un museo de arte Guggenheim a lo largo de la orilla sur de Helsinki.

En total, el concurso recibió 1.700 propuestas de todo el mundo. La agencia francesa ganadora previamente diseñó el Museo de Arte Contemporáneo Regional Fonds en Marsella, Francia.

Este es el segundo intento de la Fundación Solomon R. Guggenheim con sede en Estados Unidos para establecerse en la capital finlandesa, pero aún no se toma ninguna decisión final sobre la construcción del museo.

Un proyecto anterior fracasó en 2012 debido a la negativa de la ciudad de Helsinki a aceptar financiarlo por completo. En este segundo proyecto lanzado en 2013, el financiamiento privado desempeñó un papel y la Fundación Guggenheim pagó el costo del concurso arquitectónico.

El presidente de la fundación, Richard Armstrong, dijo hoy en una conferencia de prensa que la transparencia del concurso de arquitectura fue inusual y reflejó el carácter de Finlandia. Normalmente los principales financiadores eligen a los diseñadores sin publicidad precedente.

Los museos Guggenheim del mundo han tenido el sello característico de que sus ubicaciones destacan en términos arquitectónicos.

Llamado de manera oficial "Arte en la Ciudad", la propuesta de Moreau Kusunoki Architects fue apodada en Finlandia como "la Casa de Luz".

La propuesta rompe las reglas de altura establecidas para su ubicación en la orilla del mar. La opinión pública de Finlandia ha cuestionado el impacto en la histórica vista al mar en el sur.

El costo de construir el museo se calcula en 130 millones de euros (US$145 millones). La fundación señaló en 2013 que Finlandia recuperará el costo en tres años. Si el museo es construido, Helsinki tendrá que pagar una licencia durante 20 años.

Una fundación de apoyo establecida de manera local recaudará 28 millones de euros en fondos privados para la construcción. La fundación ha recaudado hasta ahora 10 millones de euros y se ha rezagado en cuanto a su calendario.

Medios locales informaron sobre una considerable aportación de las industrias hotelera y de hostelería de la zona. El presidente de la fundación de apoyo privado Ari Lathi dijo este martes que no se ha construido ninguna gran atracción turística en Helsinki desde un parque de diversiones a inicios de la década de los cincuenta.

Los críticos locales de los planes de Guggenheim para Helsinki han dicho que ya hay muchos museos de arte destacados en la ciudad y que en tiempos de austeridad, la ciudad no debe comprometerse a tal gasto y mantenimiento.