Montevideo. El presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz de Uruguay, Ernesto Stirling, explicó que en la visita a Irán se hicieron muy buenos contactos para encaminar negocios y aumentar la actual corriente comercial con ese país, que mermó mucho en los últimos dos años. En 2010 la venta de arroz a Irán se limitó a 30 mil toneladas.

Stirling explicó que antes, una agencia estatal era la encargada de comprar en el exterior todos los productos alimenticios que luego serían distribuidos en el país, pero que esa modalidad cambio drásticamente y ahora participan privados en las compras.

“Ahora esta agencia dejó de operar y le dieron paso a los privados para hacer los negocios comerciales y contar con sus propios canales de distribución internos, como ocurre en otros países”, dijo.

Señaló que hubo contactos con cooperativas iraníes. “Para este año ya tenemos un negocio firme y con este viaje es interesante la posibilidad que se abrió para aumentar las ventas. Los negocios se hacen puntualmente pero quedaron abiertas las posibilidades porque hay varios privados iinteresados, no es solo uno. Podríamos pensar que, en la medida en que todos los negocios se puedan cristalizar, llegaremos a un volumen interesante”, indicó.

Asimismo, explicó que se piensa aumentar las ventas y la misión comercial fue un éxito. “Hay pocos países que compren volúmenes importantes y Uruguay debe contar con otros mercados porque tendrá una cosecha mayor en área”, sostuvo.

En ese sentido, instó a que los privados terminen de negociar en Irán, ya que al participar de esta misión quedaron muy bien impresionados. “El hecho de que surjan nuevos actores comerciales en Irán va a mejorar nuestras perspectivas de ventas en un momento en el cual el arroz, si bien está bastante estable en el precio, no ha tenido las subidas de otros cereales”, opinó.