Montevideo. Los molineros arroceros y directivos de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA) no se pusieron de acuerdo todavía para fijar el precio definitivo por el grano de la zafra 2009/10, por diferencias de análisis en los costos industriales.

Las divergencias han persistido aun cuando esa producción, que es anterior a la última cosecha, ya fue exportada, lo que responde a una característica comercial que es única en el mundo y por el cual el productor obtiene un precio que surge del 100% de las ventas efectuadas en la zafra.

El vicepresidente de la ACA, Hernán Zorrilla, dijo que comúnmente el acuerdo se logra al principio del año siguiente a la cosecha que se obtiene en el segundo trimestre anterior, pero que en esta oportunidad por esas diferencias desde fines de febrero está trabajando una comisión con representantes de ambas gremiales que sigue negociando.

El punto clave es el referido a medir los costos industriales.

Provocó discrepancias e incluso en la asamblea de los productores arroceros realizada en Treinta y Tres el pasado 29 de junio se manifestó "sorpresa porque la industria, con quien estamos integrados, no haya demostrado voluntad en el camino acordado con la comisión directiva de la ACA de realizar un análisis pormenorizado y objetivo de los costos industriales de la zafra 2009/10", dijo.

El presidente de la Gremial de Molinos Arroceros (GMA), Adolfo Crosa, destacó, que se está muy lejos de llegar a un arbitraje para resolver el problema. Ocurre que se demoró porque el criterio para fijar el precio de la temporada agrícola 2009-2010 será el mismo que se empleará en la última zafra (2010-2011).

En esa comisión están trabajando asesores contratados por las dos instituciones involucradas y según Crosa "la palabra arbitraje puede resultar un poco fuerte.

Nosotros tenemos dos otros puntos donde hay una diferencia y eso es lo que estamos tratando de interpretar, de si tienen que estar o no en nuestros costos. No es una cuestión de medición de arbitraje clásico", explicó.

Sobre las exportaciones de arroz comentó que el mercado está nominalmente muy firme. Explicó que Uruguay tiene embarques comprometidos para agosto y setiembre, y es posible hacer más negocios si existe entrega inmediata.

Uruguay está exportando a un valor de US$530 la tonelada y se colocó más del 50% del arroz de la última zafra.