Quito. La Asamblea Nacional de Ecuador comenzó a analizar los cambios propuestos a la recién aprobada ley de hidrocarburos del país, informó el viernes el presidente de la asamblea, Fernando Cordero.

El 27 de julio fue aprobada la nueva ley de hidrocarburos de Ecuador, que apunta a convertir a los productores privados de petróleo en proveedores de servicio para la exploración y extracción de hidrocarburos. La nueva legislación apunta a expropiar las operaciones de compañías extranjeras, a menos que suscriban contratos de servicio lo que aumentaría el control estatal del sector.

El gobierno se encuentra actualmente en proceso de finalizar los modelos de nuevos contratos de prestación de servicios que reemplazarán a los actuales acuerdos de participación.

Bajo los nuevos contratos de prestación de servicios, los operadores privados recibirán una tasa fija, en lugar de participaciones de las ganancias, mientras que el gobierno poseerá el 100% del petróleo y gas producido.