Los pagos de las empresas aseguradoras por los estragos de la ola invernal suman US$35,5 millones, que se distribuyen en cerca de 1.800 siniestros, informó la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda).

Dice el gremio asegurador que esos pagos se han presentado principalmente en los meses de octubre y noviembre de este año.

Según el informe de prensa, Carlos Varela, director de la Cámara Técnica de Incendio y Terremoto, organismo encargado de recopilar estas cifras, advierte que estos datos siguen representando una parte de las pérdidas totales del sector, dado que corresponden a cerca del 60% de las compañías de seguros que operan en el país, por lo que seguramente las pérdidas serán superiores.

"Las compañías de seguros se encuentran aún en los procesos de ajustes de siniestros que han afectado desde hogares hasta instalaciones industriales; esto incluye vehículos, mercancías, maquinaria, equipo electrónico e infraestructura de todo tipo, entre otros", explicó Varela.

El directivo añadió que desafortunadamente gran parte de la población de los municipios y corregimientos afectados, no contaban con un seguro que protegiera su patrimonio contra este tipo de eventos.

"Muchas de estas personas seguramente desestimaron el riesgo, desconocían que las aseguradoras tienen una oferta muy amplia y accesible de seguros o simplemente no sabían de los beneficios de estar protegidos", dijo, según el informe de prensa.

Pese a la magnitud de los daños causados por el invierno, por el momento no es posible aseverar que el aseguramiento haya aumentado, según explicó el director de la Cámara de Incendio y Terremoto.

"No tenemos datos que confirmen si se ha presentado un aumento en la demanda por este tipo de coberturas en el mercado. En el sector asegurador creemos que no hay que esperar a que estos eventos se presenten para tomar la determinación de protegerse. Por el contrario, buscamos que las personas tomen decisiones muy razonadas sobre el tipo de seguros que deben adquirir", dijo Varela.