Antes de implementar el servicio del Metropolitano por la Vía de Evitamiento, como anunció el alcalde de Lima, Luis Castañeda, se debe realizar un minucioso estudio técnico porque, en principio, el transporte público masivo no debería pasar por una vía de alto tránsito como esa, sostuvo la Asociación Civil Cruzada Vial (ACV).

Adrián Revilla, presidente de ACV precisó a la agencia Andina que solo podría implementarse un servicio como El Metropolitano en caso se habilite una vía troncal exclusiva y se construya una infraestructura adecuada para el recojo y desembarco de pasajeros, siempre que tome en cuenta el diseño actual de la Vía de Evitamiento.

En su discurso por el 480 aniversario de Lima, el burgomaestre capitalino reiteró su propuesta de implementar El Metropolitano desde el trébol de Javier Prado (Surco) hasta el óvalo Hábich (San Martín de Porres).

Revilla consideró que no basta con ampliar la cantidad de carriles en la Vía de Evitamiento para garantizar un mejor flujo vehicular y la implementación de un servicio de transporte público masivo como El Metropolitano.

"Ampliar el número de carriles en una vía no genera una solución y, más bien, lo que provoca es que se incremente el tráfico vehicular. El tema del tránsito tiene que ser abordado con un criterio absolutamente técnico", manifestó.

Lamentó que muchos de los funcionarios municipales y de otras instancias de gobierno que se ocupan del tránsito en la ciudad no cuentan con la preparación técnica y desconocen todo lo que comprende la ingeniería y la gestión vial.

"Como dicen los expertos, contar con un brevete no convierte a una persona en ingeniero vial", expresó.

El presidente de Cruzada Vial consideró que aún persiste un enfoque equivocado respecto a cómo debe estar diseñada la ciudad y las prioridades que se deben seguir en función de los peatones, ciclistas, transporte público, transporte de carga y finalmente el transporte privado.

"Este enfoque es lo que prima en un diseño y gestión de transporte ordenado y acorde a los estándares internacionales", expresó.

Autoridad única de transporte

Revilla insistió en la urgencia de constituir una autoridad única de transporte para Lima y Callao, que tenga a su cargo la gestión del diseño urbanístico vial, la semaforización, la señalización y el ordenamiento del servicio de transporte público y privado.

"Debe haber una sola entidad de carácter técnico que se encargue de velar porque todo lo que concierne al transporte urbano funcione correctamente", anotó.

Consideró también que es necesaria la creación de una Autoridad de Tránsito y Seguridad Vial, que reemplace al Consejo Nacional de Seguridad Vial que -según opinó- no funciona como debería ser.

"Esta autoridad, como ocurre en otros países, no debiera depender del Ministerio de Transportes sino de la Presidencia del Consejo de Ministros y debe tener un liderazgo que le permita trabajar coordinadamente con otras instituciones vinculadas a este tema en función de un solo criterio para resolver los problemas del tránsito en la ciudad", anotó finalmente.