Sao Paulo. La petrolera estatal brasileña Petrobrás realizó hoy una emisión de títulos en el mercado externo, con plazo entre tres y treinta años, con la que espera captar US$8.500 millones de capital, según informaron hoy medios locales.

No obstante, de acuerdo con la edición digital del diario O Estado de Sao Paulo, se esperaba que la emisión superara el récord de captación para una compañía latinoamericana de US$11.000 millones establecido en una operación similar en mayo del año pasado.

Consultada por Efe, la estatal no confirmó ni negó la operación, que de ser realizada como apuntan varios medios locales demoraría unos días para su conclusión.

La emisión, según los mismos medios, tiene como agentes coordinadores al Bank of China de Hong Kong (BOCHK), BB Securities, Bradesco BBI, Citibank, HSBC y JPMorgan.

A pesar de la noticia, las acciones de la compañía cedieron en la sesión un 2,33%, las del tipo preferencial, y un 1,73% las ordinarias.

Petrobras, que redujo sus ganancias en un 18,9% en el último trimestre de 2013, a pesar de un avance del 11% en su beneficio neto del año, busca su capitalización con diferentes estrategias, como un plan de desinversiones, principalmente en el exterior, que fue adoptado.

De confirmarse la emisión de hoy, será entonces la única de 2014 en dólares de la compañía, que programa una operación por cada moneda extranjera tradicional a cada año.

En 2013, la empresa captó en operaciones de ese tipo US$20.000 millones.

En enero, Petrobras captó 3.800 millones de euros (unos US$5.271 millones) en esa moneda y en libras de esterlinas, la mayor realizada en Europa por una empresa de países emergentes.

La capitalización pretende contribuir a desarrollar el plan de negocios 2014-2018, calculado en 220.600 millones de reales (unos US$93.572 millones) y un 7% menos de lo inicialmente propuesto por la empresa.

La emisión coincide con un informe publicado hoy por el diario Folha de Sao Paulo, Brasil es líder en pérdidas entre las empresas más grandes del mundo, con cuatro compañías entre las diez primeras con peor balance de las 500 consideradas más grandes.

En 2013, según el informe, Petrobras perdió 34% de su valor en bolsa, ubicándose detrás del banco español Bankia, que cayó el 51% y lideró ese escalafón.

"El creciente endeudamiento, la imposición del Gobierno de contener los precios de los combustibles en el mercado interno y el riesgo de que sus títulos pierdan la nota de grado de inversión", fueron algunos del os motivos expuestos por Folha para la situación de Petrobras en ese escalafón.