Asunción. El asesor personal en asuntos internacionales del presidente Fernando Lugo, Hugo Ruiz, acusó este viernes al gobierno argentino de dilatar la decisión política para que la energía eléctrica de la represa paraguaya de Acaray, pase por territorio argentino con destino a terceros países (Uruguay y Chile).

Ruiz manifestó que Paraguay cumplió su compromiso de elevar la cota de la Entidad Binacional Yacyretá a 83 metros sobre el nivel del mar.

Pero los argentinos hasta el momento no autorizan el libre tránsito de la energía eléctrica procedente de Acaray, como se establece en el punto séptimo de la Declaración de Directores de la EBY de Paraguay y Argentina.

Este documento fue suscrito en la ciudad de Posadas, Argentina, el 25 de febrero pasado, ante la presencia de los jefes de Estado de Paraguay y Argentina, Fernando Lugo y Cristina Fernández.

“Siempre hemos sido transparentes, y varias veces estuvimos en Buenos Aires en buena fe y en buena voluntad, creyendo que los Estados y los gobiernos son serios cuando asumen compromisos internacionales, y estamos en la búsqueda de que esto se traduzca efectivamente a través de una voluntad política concreta”, declaró Ruiz.

Argentina “asumió en febrero un compromiso internacional. No es cualquier compromiso, que equivale a una obligación internacional independientemente de la formalidad de una declaración. Esperamos la voluntad política del Estado argentino, así como el gobierno paraguayo lo asumió”, expresó.