Las recomendaciones apuntaron a priorizar a los mercados emergentes, con instrumentos en moneda local y teniendo en cuenta una reactivación de la demanda interna y alzas de tasas a nivel internacional hacia el final del año. En el corto plazo, la volatilidad del mercado generará bastante espacio para especular.

Daniel Córdova

Director de la Escuela de Posgrado de la Universidad del Pacífico

“Si tuviera US$ 100.000, dividiría mis opciones 70% en inmuebles y 30% en cash a plazo fijo en instituciones financieras. No creo que la bolsa despegue este año, y los fondos mutuos tienen mayor rentabilidad que las microfinancieras.Oc Sin embargo, son convenientes si tienes montos más altos. A montos mayores, como US$ 500.000 o US$ 1 millón, claramente haría un portafolio de 50% en inmuebles; conservando el 30% en cash en la microfinanciera y el resto en un fondo mutuo agresivo 20%. El cash lo pondría en en microfinancieras diferentes para tener seguro de depósito”.

Alberto Arispe

Kallpa Securities SAB

“Invertiría 10% a plazo en soles, en una caja municipal que me rinda 10% al año; un 10% cash en soles en algún banco de los cuatro más grandes; 20% en renta fija en soles de largo plazo (bonos o fondos mutuos); el 60% restante en acciones, de las cuales pondría 60% en la BVL (25% en Buenaventura y 20% Rio Alto, que cotizan oro; 15% Credicorp; 10% Scotiabank, 10% Fortuna, 20% Volcán) y el 40% en el resto del mundo, principalmente BRIC. Si fuera más largo el plazo, invertiría más en acciones. Creo que una persona relativamente joven debe arriesgar un poco más”.

Juan José Marthans

Profesor de la Universidad de Piura

“Si hablamos de recursos excedentarios, invertiría 1/3 en bonos soberanos emergentes, 1/3 en oro y plata y 1/3 en soles. Lo mismo le va a decir cualquier banquero de inversión de primer nivel. La diferencia es que va a sofisticarlo y le va a cobrar. Y si no lo usara en dos o tres años, pondría 50% metales preciosos, 30% soberanos de emergentes y 20% soles a plazo”.

Gonzalo Camargo

Gerente de Inversiones de AFP Horizonte

“A un inversionista conservador, le diría que invierta un 80% del capital en renta fija; una gran parte de eso tratando de ponerlo a tasa variable, con productos de duración corta. Pondría algo en monedas de países con fundamentos sólidos. Y podría tener entre un 10% y 20% en la bolsa, en la peruana de todas maneras. A un inversionista agresivo podría tener un 70% en bolsa, de lo cual tendría un 30% en la bolsa peruana. El 30% restante del total lo tendría en renta fija; también se podría considerar el real estate como opción interesante. Si se manejan plazos entre 1 y 2 años, se podría poner 40% en bolsa, 30% en renta fija y 30% restante en bienes raíces”.

Luis Felipe Arizmendi Echecopar

Presidente de GPI Valores SAB

“Con US$ 100.000, dividiría el 33% en depósitos a plazo en soles a seis meses en cajas municipales y rurales, teniendo en cuenta el límite del Fondo de Seguro de Depósito, si quiero estar 100% tranquilo. El segundo 33% en ETF de los sectores financiero y tecnología de Estados Unidos, así como en el ETF de mercados emergentes y el restante 33% en inversiones locales a través de la Bolsa de Valores de Lima, buscando un balance entre operaciones de reporte y acciones de las empresas líderes de los sectores minero, financiero, consumo y construcción. Balancearía las inversiones en un 50/50 entre soles y dólares”.

Ricardo Cabello

Gerente General de MCC Seminario

“Invertiría el 70% del monto disponible en un portafolio de renta fija al 9% que incluya deuda corporativa emergente en dólares como también en monedas locales y un 30% a través de un portafolio global donde 1/3 esté invertido en índices que sigan las bolsas de Rusia, India y Latinoamérica; 1/3 en índices sectoriales de energía, materiales básicos y financiero; y 1/3 en grandes compañías que tengan un atractivo potencial de retorno como Bank of America, El Paso Energy, Gannet, Vimpelcom y Petrobrás. Los vehículos de inversión debieran ser fondos o índices”.

Rainer Huber

Managing Director de Focus Financial Services

“Trabajaría un 40% de ese capital con Commodity Trading Advisors (CTA), como Quality Capital Management, Briarwood Capital y Milburn Ridgefield Corporation. Además, pondría un 20% en divisas (con FX Concepts) y repartiría el 40% restante en partes iguales entre: una estrategia neutral al mercado (Signina Capital), bonos de países emergentes en moneda local, commodities (Agriculture US Fund) y estrategias long-short.