Frankfort. Los gobiernos de todo el mundo deben cooperar con las aerolíneas para mejorar la seguridad aérea, dijo este martes el titular de la asociación de transporte aéreo IATA, días después de que dos paquetes con bombas dirigidos a Estados Unidos fueron interceptados en aviones de carga.

"Mientras pasan las semanas y los meses, a medida que los gobiernos se dan más cuenta de la amenaza, debemos seguir trabajando juntos para implementar soluciones apropiadas", dijo Giovanni Bisignani, director general de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA por su sigla en inglés) en una conferencia de seguridad aérea.

Dos paquetes que contenían bombas, ambos enviados desde Yemen con destino a sinagogas en Chicago, fueron interceptados este viernes en Gran Bretaña y Dubái.

Uno de los paquetes fue hallado en un avión de carga de United Parcel Service (UPS) en el aeropuerto de East Midlands en Gran Bretaña. El otro fue descubierto en un cartucho de tinta de impresora en una oficina de FedEx en Dubái.

Esto podría acelerar los llamados a un uso extendido de tecnología de imágenes más sofisticada que detecte explosivos, que no es estándar, pero las empresas de carga son reticentes a asumir el costo total.