Caracas. El presidente de la Asociación Bancaria de Venezuela, Juan Carlos Escotet, indicó que la nueva Ley para la Actividad Bancaria, no recogió los aspectos que esperaba el sector y que no es la adecuada para el sistema bancario nacional.

"Se apostaba por una ley que atendiera la libre competencia o la adecuación a nuevos estándares internacionales", dijo Escotet. "Se diseñó pensando en las malas prácticas recientes", agregó.

La ley establece que la actividad bancaria es un "servicio público", de tal forma que los usuarios estén protegidos y las entidades financieras sometidas a mayores controles.

La nueva normativa tampoco modificó los requerimientos patrimoniales y de solvencia, que aún no se adecúan a los convenios de Basilea II, por ejemplo.

El presidente de Banesco indicó que aún se espera que a través de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) se modifiquen algunos aspectos a través de providencias, pues estima que la normativa incluso dificulta la supervisión del ente regulador.

"La normativa no le da herramientas para contener los errores cometidos por los otros banqueros de las entidades intervenidas en los últimos dos años", dijo.

Escotet espera que la banca sea llamada a las mesas técnicas que se realizan en la discusión sobre la ley, y señaló que la Asociación Bancaria entregó al ente regulador sugerencias en cuanto a este tema.

"Hay una larga lista de observaciones. El tope a los créditos al consumo nos afecta a todos. Se trata de préstamos que en el fondo representan financiamiento para bienes de primera necesidad", indicó.

Apuesta en Venezuela. Pese a estas regulaciones legales, Escotet aseguró que sigue invirtiendo en Venezuela. Se destinará a nuevas inversiones el 30% del presupuesto del banco para el país en 2011, que se ubica en US$929 millones.

Ese desembolso estará dirigido a nuevos puntos de ventas, reestructuración de 40 agencias bancarias, la creación de otras once oficinas más, y nuevas tecnologías, específicamente la banca móvil, un proyecto en el que Banesco tiene ocho meses y registra 320.000 descargas.

Así, Escotet reitera que su plan de internacionalización va de la mano con la expansión del modelo bancario de Banesco y no con dejar operaciones en el país.

"Nuestro mejor plan B es el plan A. Nuestra vida y arraigo están en Venezuela" .