Los más de 85.000 trabajadores que operan bajo el régimen de zonas francas en Nicaragua han logrado producir buenos resultados para las empresas textiles queen enero anterior cerraron con un crecimiento del 26.3%, en valor, y 25% en volumen, según datos de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección (Anitec).

En el primer mes de 2011 el sector reportó ventas de US$76,5 millones contra US$60,6 millones que se registraron en 2009. Según Anitec la cifra de enero 2011 es incluso superior a las ventas del mismo mes de 2007, antes de la crisis económica cuando las exportaciones alcanzaron US$70,3 millones.
 
El volumen de las exportaciones también ha crecido. En enero fueron 25,6 millones de metros cuadrados equivalentes (unidad de medida para las exportaciones de prendas de vestir), mientras que en enero del 2010 fueron 20,4 millones y en enero de 2007, 21,2 millones de metros cuadrados equivalentes.
 
Raúl Rivas, de la Federación de Cámaras Nicaragüenses de Zonas Francas Privadas, dijo que Nicaragua tiene ventajas ante la pérdida de competitividad que han sufrido otros países de la región, pese a que “no presta quizás las mismas condiciones de estabilidad y gobernabilidad”, lo que se compensa “con el tema de una mano de obra más competitiva”.

Algunos de los principales productos exportados son pantalones, camisas, prendas interiores, blusas de tejido plano, camisetas, brassieres, camisas de punto, chaquetas, vestidos de algodón, telas de algodón para pantalones, camisones de vestir de fibras sintéticas o artificiales, ropa de dormir, pantalones de algodón, camisas y blusas de tejido plano de fibras sintéticas, entre otros.