San Juan. El mexicano Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), que operará durante 40 años el Aeropuerto de San Juan de Puerto Rico a través del consorcio Aerostar Airport Holdings con la ayuda financiera del fondo Highstar Capital, prevé obtener unos ingresos anuales de entre US$11 y US$17 millones.

El director general de Aerostar Airport Holdings, el ingeniero mexicano Agustín Arellano, dijo este lunes en declaraciones a la emisora local WKAQ que esa cantidad son los ingresos estimados por año, tras reiterar que no se perderán empleos, temor que ha despertado recelos en parte de la opinión pública puertorriqueña.

"Se trata de un buen negocio", dijo Arellano, que aseguró que en el plazo de tres años el Aeropuerto Luis Muñoz Marín de San Juan contará con mayor frecuencia de vuelos y con más aerolíneas operando.

"El aeropuerto de San Juan se convertirá en uno de clase mundial", dijo el ejecutivo, que destacó que en estos momentos existe una falta de mantenimiento en la infraestructura que ha provocado la pérdida de su competitividad, en especial desde 2008.

En cuanto a qué mejoras acometerá Aerostar Airport Holdings en el aeródromo de la capital, dijo que de salida el consorcio invertirá US$200 millones en las instalaciones para alcanzar el objetivo de contar con un aeropuerto de clase mundial.

"Se garantiza el empleo", subrayó además sobre las dudas que ha levantado la operación, en especial entre los sindicatos que representan a trabajadores de la infraestructura, que durante las pasadas semanas se manifestaron contra el contrato que ganó Aerostar Airport Holdings.

La postura de los sindicatos fue secundada por varios legisladores del gobernante Partido Popular Democrático (PPD) que favorecieron que la Cámara de Representantes de Puerto Rico haya puesto en marcha una comisión investigue un contrato firmado por el anterior Ejecutivo del gobernador Luis Fortuño.

El nuevo jefe del Ejecutivo, Agustín García Padilla, que antes de ganar las elecciones a gobernador del pasado noviembre se mostró en contra de la operación, intervino para aclarar que respetará un contrato ya firmado, ya que de no ser así se generarían dudas en los inversores internacionales sobre la credibilidad de Puerto Rico.

El contrato debe ser ratificado todavía por la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), que se espera dé a conocer su decisión final a mediados del próximo mes de febrero.

Aerostar Airport Holdings, consorcio que incluye a Asur y el fondo Highstar Capital, de aprobar finalmente la FAA el contrato, operará durante los próximos 40 años el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín de San Juan, para lo que tendrá que desembolsar US$2.573 millones (2.096 millones de euros).

El aeropuerto de San Juan cuenta con más de 500 operaciones diarias, entre despegues y aterrizajes, a través de vuelos que enlazan la isla caribeña con Europa, América del Norte y del Sur y el Caribe.

El Muñoz Marín dispone de dos pistas de 3 y 2,5 kilómetros, respectivamente, y tres terminales para pasajeros.