El incremento de los ataques de la guerrilla a la infraestructura petrolera, tiene en alerta a los mercados extranjeros que invierten en Colombia, según señaló el diario estadounidense The Wall Street Journal.

Según el medio de comunicación, en los últimos años "la amenaza ha resurgido" y aseguró que esta situación “podría descarrilar el florecimiento del sector petrolero" en el país.

Journal publicó que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) están detrás de la mayoría de los ataques, "justo cuando el gobierno planea subastar 109 bloques petroleros con los que espera atraer a las compañías petroleras más grandes del mundo".

El artículo también advierte sobre la amenaza del accionar armado por parte del Eln. Además señaló que los ataques a oleoductos pasaron de 31 en 2010 a 84 en 2011.

En tanto adviertió que la guerrilla no se conforma con atacar la infraestructura petrolera, dado que el diario cita el secuestro de once trabajadores por parte del ELN.

El diario estadounidense indica que la producción bajó a 896 mil barriles diarios, el más bajo en seis meses.