Los atentados dinamiteros contra la infraestructura petrolera que le han restado millonarios ingresos al Estado le han costado cerca de 60.000 millones de pesos (US$29,8 millones) a la industria.

La denuncia fue hecha por el presidente de Ecopetrol, Javier Gutiérrez, al indicar que estos atentados dinamiteros impiden la producción de por lo menos 17.000 barriles de crudo por día.

En el último año han arreciado los atentados dinamiteros contra las instalaciones petroleras especialmente en los departamentos de Putumayo y Norte de Santander.

En este último departamento fueron asesinados dos contratistas que ejecutaban trabajos para la estatal petrolera colombiana, según hechos registrados en el municipio de Teorama.

Por las menores rentas petroleras, el gobierno del presidente Santos busca mayores recursos para tapar una desfinanciación por 12,5 billones de pesos (US$6.234 millones) que registra el Presupuesto Nacional para 2015, aforado en 216,2 billones de pesos (US$107.836 millones).