Milán. La italiana Atlantia no quiere lanzar una oferta por el 100% de Cellnex, participada en un 34% por Abertis, tras acordar la semana pasada junto con ACS comprar el grupo de infraestructuras español, dijo el presidente ejecutivo de la italiana, Giovanni Castellucci, a analistas en una conferencia telefónica.

El operador de autopistas y aeropuertos italiano tiene una opción para comprar la participación de Abertis en Cellnex y decidirá el viernes si adquiere el 29,9% del grupo español de torres de telecomunicaciones, según Castellucci, de acuerdo a una transcripción de la conferencia telefónica publicada por Thomson Reuters StreetEvents.

El consejero delegado de Atlantia dijo también a analistas que el grupo italiano pagaría el año próximo un 30 por ciento adicional al pay-out del 10% que normalmente paga a sus accionistas cada año, calculando el incremento basado en el dividendo de 0,97 euros por acción pagado a cuenta de los resultados de 2016.

Atlantia se negó a realizar comentarios.

“Nunca lanzaremos una oferta pública sobre Cellnex. No podemos hacer todo esto a la vez”, dijo el CEO de Atlantia.

“La pregunta que abordaremos en los próximos 10 días es si queremos mantener una participación significativa de Cellnex por debajo del 30%”.

Respondiendo a la pregunta de un analista, Castellucci también mencionó la posibilidad de encontrar socios para un acuerdo en Cellnex.

“Cellnex es una gran compañía que realmente puede jugar un papel de consolidación”, dijo el CEO.

Según el acuerdo alcanzado la semana pasada con el constructor español ACS para comprar conjuntamente Abertis, Atlantia tiene una opción para comprar entre 29,9 y 34% de Cellnex antes del 23 de marzo, dijo el grupo italiano la semana pasada.

Según la legislación española, cualquier adquisición de más del 30 por ciento en una empresa cotizada desencadena una oferta obligatoria sobre la empresa objetivo.

El CEO de Atlantia también confirmó que el paquete de financiación por la adquisición de Abertis llevaría a que el vehículo de adquisición creado con ACS y su unidad alemana Hochtief emita algo de deuda para devolver préstamos bancarios.

Varias fuentes dijeron a Reuters la semana pasada que un grupo de bancos incluidos Credit Suisse, BNP Paribas, Intesa Sanpaolo, JP Morgan y UniCredit habían acordado una financiación de 14.000 millones de euros para el acuerdo.