Audi México superó su meta de producción en el 2017 con 158.550 unidades de su modelo Q5, en su primer año completo de operación tras la inauguración de la planta en San José Chiapa, con lo cual elevó la fabricación total del país a 3 millones 932.119 vehículos.

La automotriz  alemana de los cuatro aros no había reportado a  la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) desde agosto del 2016, cuando inició su prueba piloto de manufactura. De  modo que el organismo que preside Eduardo Solís cerró el 2017 con la producción de las nueve empresas que ensamblan en nuestro país, con excepción de Audi.

Este fin de semana, Audi México informó que se desarrolló de manera excelente el ensamble de la primera SUV Premium en su primer año de producción, la cual hace una importante contribución a la competitividad internacional del Grupo Audi.

“Este logro se lo debemos en particular a nuestros comprometidos empleados que, de acuerdo al plan, han sobrepasado la meta de 150.000 Audi Q5”, afirmó Peter Kössler, miembro del Consejo de Producción y Logística de AUDI AG. Detalló que las fuertes cifras de ventas a nivel mundial son una señal del comienzo exitoso de la planta más nueva de Audi.

“Los numerosos premios otorgados al Audi Q5 subrayan el extraordinario trabajo realizado en México”, explica Alfons Dintner, presidente del Consejo de Administración de Audi México.

En todo el mundo, dijo, las ventas de la SUV Premium producida en México aumentaron en 4.8% frente al año anterior. Con un total de 281.854 automóviles vendidos de la gama Q, el Audi Q5 es el miembro más exitoso de la misma. Y el modelo fue particularmente muy popular en Estados Unidos. Desde principios de año, uno de cada cuatro de sus clientes estadounidenses ha optado por un Audi Q5. La alemana se instaló en México con la apuesta de utilizar las ventajas comerciales del país bajo los tratados de libre comercio con más de 50 países, por lo que a mediados del 2017, desde el Puerto de Lázaro Cárdenas abrió su exportación a América del Sur y Oceanía.

La planta de San José Chiapa es una de las más modernas del continente americano, destacó el Grupo Audi. Se construyó una fábrica inteligente en una superficie de 400 hectáreas, en la que las instalaciones de producción están conectadas en red a través de un centro de control central. Audi México también es pionera en la protección del medio ambiente: el taller de pintura funciona casi sin efluentes y es uno de los más limpios del mundo.

“Los numerosos premios otorgados al Audi Q5 subrayan el extraordinario trabajo realizado en México”, explica Alfons Dintner, presidente del Consejo de Administración de Audi México.

Audi México es uno de los empleadores más atractivos del país apenas un año después de la inauguración de la planta. Así lo demuestra el cuarto puesto del ranking actual de Universum Global.