Cuernavaca. El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, aseguró que la transparencia en la licitación del Tren de Alta Velocidad (TAV) México-Querétaro está garantizada, a través de un despacho que va a realizar una auditoría externa que vigile el proceso de principio a fin.

El funcionario federal precisó que “para garantizar todavía más esto, ya le pedimos a la Secretaría de la Función Pública (el apoyo), ya está un despacho que va a auditar externamente, o sea, no es una auditoría interna, es una auditoría externa, toda la licitación, de principio a fin, hasta el momento final y nos dará el testimonio de un auditor externo de la legalidad en el caso de esa licitación”.

Sobre la licitación anterior, que fue cancelada el pasado 6 de noviembre, aseguró que no existen irregularidades y que incluso toda la operación fue certificada, “no creo que haya sucedido absolutamente nada, la transparencia de la licitación pasada fue testificada por una empresa de talla internacional, fue quien realmente dio el fallo de la licitación y por un testigo social”.

El testigo social Humberto Santillana Díaz, dijo, fue quien certificó que la primera licitación fue completamente legal, “certifiqué cómo lo hizo, esto es información pública, está en la página de Compranet, está en la página de la Secretaría (de Comunicaciones y Transportes), que fue una licitación apegada a la legalidad, apegada a la transparencia, a la normatividad y a las cuestiones operativas”.

Reiteró que son cinco las empresas interesadas en participar en esta segunda licitación, las cuales son “una empresa china, una empresa canadiense, está también una empresa francesa, está también una empresa alemana y hay una empresa italiana, las (empresas) que han estado interesadas en esto”.

Respecto a estas compañías, aclaró que son las mismas cinco empresas que han estado interesadas en participar desde la primera licitación, “evidentemente son las cinco empresas que han venido a las reuniones de aclaraciones de presentación de prebases y son las cinco empresas que habían participado desde antes en las mismas reuniones”.

Incluso, aseguró, ninguna ha sido privilegiada con información, ya que todas han recibido los detalles para que puedan presentar su proyecto, además de que a todas les han entregado la información necesaria para que puedan participar sin ningún tipo de problema.

“Reitero nuestro deseo de que participen (en la licitación), nuestro deseo de que sí hay información, que se ha dado con amplitud, si falta algo nos lo digan, creo que no lo hay, porque si hubiera ya nos lo hubieran dicho, pero, repito, son las cinco empresas que están deseando participar y espero que todas estén en planes para hacerlo”.

Las nuevas bases para participar en la licitación establecen un periodo de 180 días, que arrancó el pasado 14 de enero y concluye el próximo 31 de julio, para presentar el proyecto sobre un trazo de tren de alta velocidad de 210 kilómetros, que recorrerá a una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora, completando su recorrido, de la terminal de Buenavista, en el Distrito Federal, a la de Santiago, en Querétaro, en 58 minutos.

Este transporte ferroviario de pasajeros será el primero en su tipo en el continente americano, y atenderá inicialmente una demanda estimada de 27 mil pasajeros por día, quienes pagarán una tarifa de aproximadamente 300 pesos por viaje sencillo.

Ayer, Ruiz Esparza inauguró el distribuidor vial Palmira y dio el banderazo de inicio de obras del Libramiento de Cuernavaca (Paso Express), obras que, junto con la Interconexión del Segundo Piso del Periférico de la capital del país con la caseta de cobro de Tlalpan, permitirán llegar desde el poniente del Distrito Federal hasta Cuernavaca en tan sólo una hora, como se hacía en el pasado.

Acompañado por el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, el titular de la SCT resaltó que las tres obras suman una inversión superior a los tres mil 300 millones de pesos, de los aproximadamente siete mil millones de pesos que el gobierno federal ejerce para modernizar la entidad.

Explicó que con la puesta en operación del distribuidor vial Palmira se solventan los problemas de saturación vial de esta zona metropolitana y se agiliza el tránsito de largo itinerario que circula por la autopista México-Acapulco en su paso por Cuernavaca.

La infraestructura inaugurada, detalló, cuenta con longitud de 1.4 kilómetros y una inversión de 403 millones de pesos, y permitirá un ahorro de tiempo de 30 minutos.

Términos y condiciones

El pasado 14 de enero, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes publicó las prebases del proyecto de licitación del proyecto del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro.

El calendario establece que el próximo 29 de enero se publicarán las bases de la licitación.
Del 5 al 10 de febrero se realizarán las visitas al sitio del proyecto.
Del 12 al 24 de febrero se llevarán a cabo las juntas de aclaraciones.
El 14 de julio se hará la presentación y apertura de propuestas.
El fallo se emitirá el 31 de julio.
El ganador del proyecto será responsable de garantizar la funcionalidad y seguridad del tren, y tendrá un periodo de pruebas extendidas por cinco años, lo cual no implicará que el ganador sea el concesionario en ese lapso.
El licitante deberá obtener en su Propuesta Técnica cuando menos 37.5 puntos de los 50 máximos que se pueden obtener en su evaluación, para que sea objeto de evaluación su propuesta económica.
Los licitantes deberán comprobar su experiencia técnica en la calidad, mano de obra, maquinaria y equipo de construcción; esquema estructural de la organización, así como en procedimientos constructivos y descripción de la planeación integral para la ejecución de los trabajos.