San Pedro de Ycuamandyyú. Los auditores rusos, Dra. Ludmila Abramava, Dr. Vladimir Ferisov, Dr. Victor Kikiforov y el traductor Oleg Marchenko, visitaron el distrito de la capital departamental donde se detectó el brote de aftosa.

Los técnicos mantuvieron una extensa reunión con técnicos de Senacsa en la oficina de la institución para interiorizase, en detalle, de los trabajos realizados en la zona. Luego ingresaron a la estancia Santa Helena, donde se había declarado el brote de la enfermedad.

Los auditores rusos no brindaron declaraciones a la prensa.

Por su parte, el Dr. Carlos Simón, director de sanidad del Senacsa, acompañó a la comitiva, y tras las verificaciones de la zona se mostró optimista con relación al futuro del mercado de carne. Valoró el esfuerzo técnico y humano que se desplegó en la zona para controlar la enfermedad. “Estamos tranquilos y contentos por el gran trabajo que se está haciendo para recuperar el estatus sanitario”, explicó.

Simón comentó que los técnicos del Senacsa ya visitaron Venezuela y Chile para informar de los trabajos que se realizan en la zona tapón y espera que la auditoría de Rusia –que es el primer país que envía representantes en la zona– también sea favorable.

“Confiamos en que Rusia sea uno de los primeros países que vuelvan a importar carne de nuestro país”, apuntó.

Los auditores rusos hoy verificarán puertos y puestos de control en Asunción, y mañana tendrán el encuentro final con responsables de la salud animal en nuestro país. Luego elevarán su informe a las autoridades de Rusia.

La estancia Santa Helena, donde se detectó al enfermedad, sigue interdictada.

Recordemos que en el sitio, mediante el rifle sanitario, fueron sacrificados 820 animales. También concluyó la revacunación en un radio de 15 km alrededor del foco, lo que significó un total de 46.672 animales susceptibles vacunados, y a un total de 14.651 animales se practica la muestra serológica, sin reportarse hasta la fecha ningún animal con síntomas clínicos de aftosa.