Excelsior.com.mx. En los últimos cuatro años la delincuencia organizada habría alcanzado beneficios económicos por US$612 millones por la extracción y exportación ilegal del mineral de hierro, así como por las cuotas que cobran al extorsionar a los empresarios del ramo minero en Michoacán.

Según la PGR aun cuando no se puede conocer exactamente el volumen de este material que fue explotado sin permiso del gobierno federal, se estima que al menos se vendieron un total de 10.700 millones de toneladas entre 2009 y 2013.

Por dicha comercialización ilícita, los delincuentes pudieron alcanzar ganancias por US$505 millones (más las extorsiones) en el periodo referido, ya que el insumo es transportado a China con precios menores a los mercados internacionales.

Además de la extracción y venta ilegal, los delincuentes han dañado económicamente a las empresas mineras formalmente establecidas en Michoacán, pues se estima que tan sólo en 2009 y 2012 las compañías pagan el crimen organizado entre dos a siete dólares como cuota por tonelada legalmente extraída, lo que representaría ganancias de US$106,9 millones.

Según datos de la Secretaría de Economía y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), tan sólo en 2009, la exportación de hierro alcanzaba apenas el millón de toneladas, sin embargo, hacia 2012, dicho volumen registró un crecimiento de 69%, lo cual contrasta con un incremento de apenas 6,6% anual en la producción del mineral.

Avances

Este comportamiento se ha mantenido, pues durante 2013 se registró el aumento más significativo de los últimos 10 años, ya que las ventas al extranjero registraron un aumento de 14% frente al año anterior, lo que significó 9.900 millones de toneladas del mineral de hierro, teniendo a China como su destino principal con costos de hasta 50% inferiores, en comparación a los precios que se manejan en Estados Unidos.