Lima. Las empresas y profesionales interesados en hacer minería en el Perú presentaron 9,638 petitorios el año 2010 a nivel nacional, lo que significó un sustancial incremento de 84% con relación al año anterior  y una clara señal del especial interés que existe por el descubrimiento de nuevos yacimientos, informó el ministerio de Energía y Minas (MEM).

Estos petitorios comprenden una extensión total de 5 millones 558,836 hectáreas, según lo dio a conocer el Instituto Geológico Minero Metalúrgico (Ingemmet) organismo público descentralizado del MEM.

El Perú por su reconocida condición de país polimetálico y la moderna legislación que aplica, despierta el interés de empresas mineras de nivel mundial que se lanzan a la búsqueda y localización de nuevos e importantes yacimientos.

“Petitorio” es el nombre de la solicitud que se eleva ante el Ingemmet o gobiernos regionales para obtener una concesión minera que otorga el derecho a explorar y explotar los recursos mineros que se encuentren en el subsuelo del área que comprende la concesión, lo que convierte al titular de la concesión en propietario de los minerales que logre extraer.

Si se trata de un productor minero artesanal, puede solicitar su primer petitorio, adjuntando la declaración jurada de PMA en cualquier Dirección Regional de Energía y Minas. Sólo puede poseer hasta 1,000 hectáreas, entre petitorios y concesiones mineras.

De acuerdo con la información que obra en poder de Ingemmet durante 2010, los departamentos con más petitorios mineros solicitados han sido Puno (1,656), Arequipa (1,508),  Lima (795), Ayacucho (715),  Ancash (697), Tacna (523), Moquegua (480), Junín (434), La Libertad (402), Cajamarca (370), Huancavelica (318), Ica (318), Apurímac (303),  Piura (271), Cusco (209), Lambayeque (159), Huanuco (113),  Pasco (102), Amazonas (51), San Martín (39). Ucayali (27), Loreto (23), Tumbes (13) y Callao (4).

La evolución mensual de los petitorios mineros a nivel nacional nos indica que el 2005 se presentaron 5052 solicitudes, el 2006 fueron 6748, el 2007 se elevaron a 8159 y el 2008 se alcanzó la cifra de 9793. El 2009, en el contexto de la crisis financiera internacional, las solicitudes para concesiones mineras sumaron 5235 y el 2010 ha sido un año de notable recuperación.

El incremento de los petitorios mineros demuestra el interés de los inversionistas de todas partes del mundo de invertir en el Perú en  minería, inversiones que eventualmente podrían concretarse una vez se tenga la concesión y se defina el proyecto, y además se tengan todas las autorizaciones como el permiso del dueño del terreno superficial y el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado, entre otras autorizaciones