México DF. Las preocupaciones sobre seguridad de las empresas de Estados Unidos instaladas en México aumentaron en 2011 respecto a 2010 en medio de una creciente ola de violencia del narcotráfico, mostró este martes un sondeo realizado por la cámara americana de comercio.

El porcentaje de empresarios que siente que su compañía es menos segura que el año anterior subió a 45%, desde el 34% de una encuesta en 2010, según el sondeo.

Las agresiones contra los empleados y las extorsiones son los principales factores de inseguridad mencionados por los empresarios. Esto afecta a compañías de servicios, manufactura y logística, según el sondeo.

Los empresarios mencionaron el fortalecimiento del crimen organizado -como se denomina a los cárteles del narcotráfico- como el principal factor de deterioro de la seguridad, y sus propias acciones para mejorar la seguridad de las compañías como el principal factor de mejoría.

Desde diciembre de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó operativos frontales contra los cárteles, más de 36.000 personas han muerto sobre todo en el norte del país, en su mayoría sicarios en enfrentamientos entre sí y con fuerzas de seguridad.

La violencia ha ahuyentado a turistas de centros como Acapulco, donde se han hallado cuerpos decapitados y registrado tiroteos, sin embargo, el país no ha sufrido un deterioro de las inversiones en el sector.

La encuesta de la cámara americana (American Chamber/Mexico en inglés) mostró que 67% de los empresarios se siente menos seguro que en 2010, 25% igual y 8% más seguro que en el año previo.

El estudio fue realizado con 511 respuestas de directivos de un total de 4,232 cuestionarios enviados, dijo la cámara. El 79% de las compañías que respondieron son transnacionales y 21% empresas con operaciones solamente en México.