American Airlines dijo este lunes que sus ingresos por pasajeros por milla recorrida, un indicador crucial sobre el desempeño de las aerolíneas, subieron un 4% en septiembre a tasa anual, limitados por cancelaciones y demoras de vuelos.

El alza se produjo pese a que el número de pasajeros embarcados cayó un 3,9% el mes pasado en afiliadas estadounidenses y regionales.

American, una unidad de AMR Corp que en noviembre del año pasado pidió protección por bancarrota, dijo que de no haberse producidos problemas con algunos vuelos, los ingresos por ese concepto habrían crecido 0,4 puntos más.

En las últimas semanas, American ha cancelado cientos de vuelos, citando un aumento en los informes de mantenimiento por parte de las tripulaciones y un alza en las licencias por enfermedad de los pilotos.

El sindicato Allied Pilots Association, con el que American está negociando actualmente un contrato laboral, ha dicho que ha llamado a un paro en la aerolínea.

American Airlines dijo que sus ingresos por pasajeros por milla recorrida han sido mayores a las de otras grandes aerolíneas estadounidenses durante los últimos seis meses, en la medida en que se reestructura de la bancarrota.

Por ejemplo, Delta Air Lines Inc afirmó que sus ingresos por pasajeros por milla recorrida subieron un 0,5% en septiembre, mientras que Southwest Airlines Co estimó una caída de un 2 a un 3% en dicha medida para el mes.

US Airways Group Inc reportó ingresos planos por pasajeros por milla recorrida para el mes pasado.

El tráfico en American Airlines, medido por ingresos por millas por pasajeros, cayó un 2,8% en septiembre sobre una base consolidada. El tráfico doméstico bajó un 7,1%, mientras que el internacional subió un 3,2%.

La capacidad de la aerolínea, medida por asientos disponibles por millas, cayó un 3,4%. El factor de carga, o el porcentaje de asientos llenos, subió a un 81,1% el mes pasado frente a un 80,7% un año antes.