México se ha convertido en un importante destino para las maderas procesadas de Uruguay, ya que captó un 58% de las exportaciones de la nación sudamericana en el rubro y que totalizaron US$30 millones durante 2009. Esto, de acuerdo a Edgardo Cardoso, gerente de la Sociedad de Productores Forestales del Uruguay.

En 1997, las dos fábricas productoras de tableros contrachapados (Urupanel y Wayerhaeuser) volcaban, mayoritariamente, su producción a Estados Unidos, pero la crisis generada en el sector de la construcción de ese país, obligó a buscar nuevos mercados.

Así apareció México, que hasta 2009 importó prácticamente la mitad de la producción de tableros contrachapados y maderas aserradas que se producen en Uruguay.

El mercado mexicano se estima que cobrará mayor relevancia en pocos años.

En este rubro, donde a la materia prima se le da valor agregado, los principales mercados son, además de México, Estados Unidos y Reino Unido, de acuerdo a El País.

Nueva oportunidad. La crisis de la construcción en Estados Unidos castigó fuertemente a las dos fábricas uruguayas de tableros contrachapados a poco de haberse instalado en Uruguay.

Sin embargo, los actores lograron detectar mercados alternativos para sus productos y continuar en pie hasta hoy, sin tener que bajar la cortina.

En cuanto a las perspectivas de este rubro, parecen ser alentadoras, según la visión de la Sociedad de Productores Forestales del Uruguay. También son promisorias para el resto de los rubros, aunque el optimismo de los productores uruguayos es mesurado.

"La celulosa lleva casi un mes y medio con el precio estabilizado e incluso con algún pico hacia abajo. Es que desde mayo de 2009, el precio de referencia rondaba los US$ 600 y a julio de 2009, está alrededor de los US$ 905", destacó el gerente de la Sociedad de Productores Forestales del Uruguay.

El vocero admitió que las perspectivas para la forestación "son buenas", pero advirtió que el sector quiere ser "cauteloso".

Es que para muchos rubros forestales Estados Unidos era un mercado muy importante y todavía no se recuperó totalmente de la crisis económica.

La madera uruguaya tiene por destino el segmento de la construcción, porque básicamente a ese mercado se envían tableros contrachapados y maderas aserradas.
.