Meses complejos han vivido Endesa España y su brazo chileno Enersis, luego que la entidad controladora anunciara a fines de julio un aumento de capital por US$8.020 millones, el cual fue rechazado por la junta de accionistas de la compañía sudamericana.

Así las cosas, Enersis redujo en un 26% el monto de un aumento de capital impulsado por su controlador español, a un piso de US$5.915 millones , tras duros cuestionamientos de sus accionistas minoritarios.

La empresa dijo en dos cartas enviadas la noche de este martes al regulador local, que convocó a una junta de accionistas el 20 de diciembre para decidir el monto definitivo del aumento de capital, que no sería superior a los US$6.555 millones.

Según el socio director de estrategias de Inversión de AltaDirección Corporate & Investment Banking, Claudio González, las negociaciones han evolucionado hacia un escenario más favorable para todo el conjunto de los accionistas de Enersis, no solamente para los inversionistas minoritarios. “Eso da una señal de mayor confianza en la operacion respecto de lo planteado inicialmente”, detalló.

Sin embargo, aún existen dudas en ciertos aspectos de las tratativas que realicen ambas compañías. Una de ellas es cuál será finalmente el precio de los activos.

“La valoración de los activos que Endesa España aportaría para participar en el potencial aumento de capital de Enersis es un tema muy clave", declaró el analista senior del sector Eléctrico de Banchile Inversiones, Andrew McCarthy, agregando que "estamos a la espera de la opinión de Endesa España sobre la valoración de Cono Sur (recordamos que inicialmente la valoraron en US$4.400 millones). En nuestra opinión, sería muy difícil que las AFPs apoyen una valoración de Cono Sur por sobre US$3.450 millones, dado que Rafael Fernández, el director independiente nombrado por los fondos de pensiones, opinó un rango de valor por debajo de esa cifra”.

De acuerdo a las estimaciones de AltaDirección Corporate & Investment Banking, el precio de los activos estaría entre US$3.200 millones y US$3.400 millones. “Me parece que aclarando el monto se soluciona una parte, pero falta por saber la utilizacion de los recursos, como para hacerse una buena idea de lo que sera el desempeno de la compañía en el futuro”.

Otro aspecto que todavía no tiene un destino claro, es que se hará con el dinero que se logre de esta operación. “Efectivamente hay un riesgo de quedar con mucha caja al inicio. Sobre todo si no se concretan proyectos pronto a los que aplicar los recursos”, señaló González.

En tanto, el profesional de Banchile Inversiones estimó que “si Enersis lleva a cabo la operación propuesta significaría un costo de desapalancamiento que haría ineficiente la estructura de deuda / patrimonio de la compañía, asociado a la caja durante el tiempo que permanecería sin ser invertida, junto con el costo oportunidad para los accionistas minoritarios de Enersis”.