Londres. La desaceleración estacional de la demanda y una liberación potencial de existencias de los países consumidores harán que sea más lenta la subida de los precios del petróleo en los próximos meses, mostró el jueves un sondeo de Reuters.

Esto ocurriría también antes de que las sanciones sobre Irán comiencen a afectar el suministro global.

El sondeo mensual de 36 analistas mostró un incremento promedio en las previsiones de precios para este año de US$4 por barril, por encima de una revisión en alza de US$3 por barril en febrero.

Ahora, los analistas prevén que los precios del Brent promediarán US$114,3 por barril en el 2012, un incremento de US$4 desde la previsión de US$110,3 que habían hecho en febrero.

La modificación refleja un alza de 15% en los precios del Brent en lo que va del año, entre tensiones crecientes sobre el programa nuclear de Irán.

Las revisiones de los analistas en marzo fueron las más importantes en los últimos años, excediendo incluso a los cambios en sus panoramas durante el apogeo de la guerra de Libia en el 2011.

El alza de los precios del petróleo llevó al principal consumidor mundial de crudo del mundo, Estado Unidos, a considerar la liberación de existencias estratégicas para proteger una frágil recuperación económica.

En tanto, el principal exportador mundial de petróleo, Arabia Saudita, dijo que estaba listo para elevar el suministro a fin de ayudar a mitigar los precios globales.

"Estimamos que los precios del petróleo estarán bajo presiones temporarias en la primavera (boreal)", dijo Carsten Fritsch, analista experto en materias primas de Commerzbank.

"Esto se basa en el supuesto de que la crisis con Irán no escala aún más, y en que por lo tanto las temidas interrupciones del suministro no se materializan", agregó.

Harry Tchilinguirian, estratega de petróleo de BNP Paribas, dijo: "La creciente producción de la OPEP y un crecimiento interanual en el suministro de crudo fuera de la OPEP deberían poner un límite a los precios hasta la mayor parte del tercer trimestre, si no hay interrupciones en el tráfico en el Estrecho de Ormuz o una escalada militar con Irán".