El viceministro de Energía de Perú, Daniel Camac, consideró necesario la actualización de la banda de precios de los combustibles como la ejecutada por el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), el pasado 31 de diciembre, ya que con esta medida se está evitando que se registre un gasolinazo como el que se ha dado en otros países que han controlado los precios.

“Con los arreglos normativos que se hicieron el año pasado, este mecanismo de trasladar al consumidor tanto los precios altos como los bajos -de acuerdo a los precios internacionales- que se hacen cada dos meses, evita que se acumule una brecha inmensa tanto para el Estado como para las refinerías. Con el Fondo de Estabilización del Precio de los Combustibles, no se puede evitar -el alza de precios- pero se puede ir controlando el impacto para no embalzar los impactos y suceda lo que en pasó recientemente en otros países”, dijo.

Explicó que la última semana de cada dos meses Osinergmin revisa los precios de referencia, hace una comparación con las bandas y se ve –dependiendo de la magnitud de variaciones – si hay un incremento de menor a 5% o hasta un 7%.

“Lo que ha sucedido ahora es que hay algunos combustibles que han subido 5%, otros como el GLP que tiene un incremento máximo de 1.5% y el caso de la gasolina de 84 que ha llagado a 7%”, agregó al aclarar que algunos marcadores han subido más del 15% y de acuerdo a la norma - en este caso- solo se puede trasladar un incremento máximo al consumidor del 7%.

Daniel Camac sostuvo que el objetivo fundamental es ir trasladando la señales del mercado hacia los precios del consumidor pero lentamente. “Con esta medida la compensación que se esta haciendo ha bajado de 35 millones de nuevos soles semanales a 17 millones”, acotó.

También recomendó a los consumidores comprar en los lugares donde se expenden los combustibles a menor precio para que genere competencia en el mercado y los precios bajen. “Es parte del mecanismo del mercado”, dijo.

Tarifas eléctricas. Con relación al incremento de las tarifas eléctricas indicó que estas han subido por dos motivos, un 1.8% por efecto de los combustibles y el 3% obedece al valor del tipo de cambio, que ha revertido la bajada que tenía durante la época de crisis y por el sinceramiento de los precios de generación que se han dado en las licitaciones de los contratos de suministro.

“Antes eran precios regulados ahora depende de las licitaciones que convocan las empresas distribuidoras bajo la supervisión de OSINERGMIN”, señaló.

Sin embargo, precisó que al mismo tiempo que ha subido 4.8% en el Sistema Interconectado se ha registrado una reducción de 13.7% para los consumidores de Iquitos, Chachapoyas, Iberis e Iñapari.