Cusco. Desde que se reabrió la ciudadela inca de Machu Picchu el 1 de abril, han visitado el lugar 19.786 turistas, de los cuales 15.950 fueron extranjeros, informó el Instituto Nacional de Cultura (INC) de acuerdo a estadísticas obtenidas hasta el 14 de este mes.

Diariamente llegan al sitio arqueológico en promedio 1.500 visitantes, quienes accedían al lugar a través de autovagones.

Desde este lunes, 19 de abril, está programado que vuelvan a operar los coches del tren, en la ruta Piscacucho – Aguas Calientes, informó El Comercio.

Las autoridades locales esperan que entre junio y julio se produzca una gran afluencia de visitantes, con lo que se podrá recuperar el dinero perdido durante los dos meses que Machu Picchu permaneció cerrada debido a un violento temporal vivido en la zona.

Mientras, se ha suscitado una controversia en el transporte, pues la corporación Andean Railways dijo que la concesionaria de la vía férrea en el sur y sur oriente peruano, Ferrocarril Transandino (Fetransa), la excluyó de operar el tramo Piscacucho –Machu Picchu.

El presidente de Andean Railways, José Daniel Amado, dijo que la decisión es injustificada y argumentó que “nuestros equipos quedaron fuera del tramo rehabilitado simplemente por efectos de la naturaleza. Esa es la diferencia con las otras empresas. Hemos solicitado a Fetransa que nos alquile equipos del Estado que ellos administran para poder operar en el camino reabierto. Sin embargo, nos han negado esa posibilidad”.