Sidney. El gobierno de Australia podría hacer más concesiones en su impuesto a las mineras de hierro después de una reunión de la industria, dijo el lunes la Cámara de Minerales y Energía de Australia occidental.

El ministro australiano de Recursos, Martin Ferguson, ha acordado considerar peticiones para dar reembolsos de impuestos por costos de exploración y para eximir al creciente sector de la magnetita del impuesto durante un período de consulta de la industria, dijo a Reuters el presidente ejecutivo de la Cámara, Reg Howard-Smith.

"El ministro indicó que estos asuntos serían incluidos en los términos de referencia", estableciendo parámetros para modificar el impuesto bajo un panel respaldado por el gobierno.

"El ministro dejó claro que está deseoso de continuar evaluando alguna asistencia para estos sectores de la industria", dijo.

Ferguson dijo a cerca de 150 ejecutivos de la minería en Perth que había mucho tiempo para analizar sus preocupaciones antes que el nuevo impuesto entre en vigor en 2012, pero no garantizó exenciones, de acuerdo a Howard-Smith.

"Estoy bastante seguro que la industria y el gobierno están muy deseosos de ver que estas consultas se realicen con bastante rapidez", dijo Howard-Smith. "Nos gustaría ver que se produzcan antes de que se convoquen las elecciones".

El gobierno de Australia buscó el viernes finalizar la perjudicial disputa con ejecutivos de la minería e inversores al rebajar su impuesto a las "súper ganancias" del 40%, a un impuesto del 30% limitado al mineral de hierro y la minería de carbón.

La medida podría ayudar a despejar un gran obstáculo para que el gobierno convoque elecciones anticipadas, que las encuestas sugieren que puede ganar la primera ministra, Julia Gillard.