Londres. Australia seguirá a la Unión Europea (UE) con la prohibición de las importaciones de petróleo desde Irán, dijo este martes el ministro de Relaciones Exteriores del país, Kevin Rudd.

"En cuanto a la cuestión de Irán, quiero ser absolutamente claro (acerca) de las acciones tomadas ayer en Bruselas sobre las sanciones de la Unión Europea: nosotros tomaremos precisamente la misma acción para Australia", dijo a los periodistas durante una visita a Londres.

Este lunes, la UE impuso una veda sobre las importaciones de crudo iraní desde el 1 de julio en un esfuerzo para incrementar la presión sobre Teherán por su programa nuclear.

El embargo regiría completamente en dicha fecha, ya que los ministros de Relaciones Exteriores de la UE buscaron no castigar a las debilitadas economías de Grecia, Italia y otros países que dependen del crudo iraní.

La UE representa alrededor del 20% de las exportaciones iraníes de petróleo.

En tanto, Irán amenazó con cerrar el Estrecho de Ormuz  si Occidente logra evitar que Teherán exporte crudo.