Arcos Dorados, principal franquicia de McDonald’s, tiene más de 1.000 puntos AutoMac en los 20 países de América Latina, superando casi en 100% a la competencia en el segmento de drive-through o drive in.

Así lo detalla Pablo Díaz, gerente de operaciones de MacDonalds Chile, quien sostiene que en el caso del país sudamericano la facturación por AutoMac bordea 30% del total que se factura en ese mercado, es decir, unos US$20 millones anuales. En el caso de Sudamérica, la facturación por este formato aumenta hasta 40% de las operaciones totales y en la región del Caribe llega a 67%. 

"AutoMac es un servicio de comida cómodo y expedito, en el que los usuarios se demoran un promedio de 3’30 (minutos) en hacer el retiro del producto solicitado. Claramente es un tipo de servicio que va tomando preponderancia", destaca Díaz.

El gerente precisa que los fines de semana es cuando mayor cantidad de autos pasan por AutoMac, específicamente los sábados al mediodía y los domingos por la tarde/noche. Mensualmente transitan 295 mil automóviles promedios por estos puntos en la región, es decir, unos 70 vehículos por hora.

Desde la creación de AutoMac, hace más de 20 años en EE.UU., el formato de servicios se ha convertido en una experiencia diferencial de compra rápida y fácil. La importancia y el crecimiento de este negocio es tal, que más del 50% de las aperturas planificadas anuales cuentan con AutoMac.

Respecto al crecimiento de este tipo de servicio en la región, Díaz se muestra cauteloso y afirma que la empresa siempre buscará crecer, pero ello dependerá de la situación macroeconómica de las economías de la región. El ejecutivo proyecta un crecimiento sostenido y para facilitar lo anterior, ejemplifica, algunos AutoMac en América Latina ya tienen doble senda de entrada para aumentar la velocidad de atención en momentos de alto volumen de ventas.