Las automotrices estadounidenses contratarán más personal y expandirán sus plantas durante el próximo año para cumplir con la creciente demanda de vehículos para reemplazar un parque automotriz envejecido, según un informe publicado este viernes.

Pese a las preocupaciones sobre la demanda en Europa, golpeada por la crisis de deuda y las presiones sobre el precio de los vehículos, los ejecutivos de las automotrices encuestados por la consultoría KPMG están optimistas sobre las perspectivas de las empresas.

"Los resultados de la encuesta muestran claramente que la industria automotriz estadounidense está recuperando la confianza", dijo Gary Silberg de KPMG en un comunicado.

"Aunque la recuperación de la economía siga débil, no es el caso en que la contenida demanda de vehículos en Estados Unidos vaya a mantenerse así por años", añadió.

"Como consecuencia de eso, las empresas están incrementando sus contrataciones y sus actividades de producción, e invirtiendo en nuevos productos y expansión de plantas", dijo.

Ejecutivos de la industria han dicho que la demanda por nuevos automóviles y camionetas debería seguir apuntalando las ventas, ya que la antigüedad promedio de los vehículos en las carreteras estadounidenses ha llegado a 11 años, un máximo histórico.

Cerca de un 75% de los ejecutivos encuestados dijeron que sus compañías seguirán contratando personal el próximo año, muy por encima del 62% que dio esa respuesta en la encuesta del 2011, según KPMG.

Casi un 25% dijo que las empresas aumentarán su nómina de empleados en más de un 7%. Un 21% declaró que su personal crecería en un 4% a un 6%, mientras un 28% dijo que su planilla subiría entre un 1% y un 3%.

Adicionalmente, un 67% de los encuestados manifestó que sus compañías tienen montos significativos de efectivo y casi el mismo porcentaje señaló que invertirían ese efectivo antes de fin de año, detalló el informe de KPMG.

El 73% dijo que aumentaría sus inversiones el próximo año con prioridad en nuevos productos o expansión e fábricas.