Las ventas de vehículos livianos y medianos en los primeros 6 meses del año, alcanzaron un total de 165.525 unidades, lo que representó una caída de 9,3%, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según un informe de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC).

En tanto, durante el pasado junio, se comercializaron 25.797 unidades de este tipo de vehículos, un 9% menos respecto del mismo mes del 2013.

Según la entidad, la tendencia negativa se ha presentado desde febrero, y fundamentalmente se debe al bajo desempeño de la economía, como también la incertidumbre que genera en términos globales la discusión de la Reforma Tributaria, en especial de aquellos impuestos que se le establecerán al sector automotor.

“Todo lo anterior influye en las decisiones de compra de los consumidores, de bienes de inversión como el automóvil”, señala un comunicado difundido por ANAC.

A su vez, las ventas del segmento de vehículos pesados alcanzaron las 7.717 unidades en el primer semestre del año, con una baja de 21,2% respecto de los primeros seis meses del año pasado.