Buenos Aires. El ente recaudador de impuestos de Argentina investiga a la filial local del gigante agroexportador Cargill por presunta evasión de impuestos, dijo a Reuters una alta fuente de la Aduana del país sudamericano.

La investigación sobre Cargill se conoce una semana después de que la agencia recaudadora argentina allanó las instalaciones de la filial local de Bunge, uno de los mayores comercializadores de granos del mundo, acusando a la empresa de evadir impuestos por un monto millonario.

"La Afip (Administración Federal de Ingresos Públicos) está investigando Cargill", dijo un funcionario de alto rango bajo condición de anonimato.

Según la fuente, Cargill factura gran parte de sus exportaciones a Suiza, pese a que la mercadería se dirige a otros destinos.

En septiembre, el Gobierno de Argentina, uno de los mayores exportadores de alimentos del mundo, había denunciado que cuatro de las mayores empresas exportadoras de granos que operan en el país evadían el pago de tributos, sin identificarlas.

"Cargill considera que no es una de las empresas mencionadas por la Afip en su comunicación del 20 de septiembre como que no ha pagado impuesto a las ganancias ni anticipos porque ya ha pagado el impuesto a las ganancias sobre el ejercicio 2009 y 2010", dijo a Reuters el presidente de Cargill, Hugo Krajnc.

"Además ya ha abonado los primeros anticipos sobre 2010 y 2011", agregó.

Las mayores firmas procesadoras y exportadoras de granos que operan en Argentina sostienen que sus márgenes de ganancia cayeron con fuerza en los últimos tiempos por un conflicto comercial con China, que se desató en marzo de este año, y por los mayores costos que enfrentan en el país sudamericano.

La Bolsa de Comercio de Rosario estima que las exportaciones agrícolas de Argentina, el tercer exportador mundial de soja y el mayor proveedor de aceite y harina derivados de la oleaginosa, sumarán US$24.000 millones este año gracias principalmente a la soja.