La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) publicó la nueva preconvocatoria de licitación para el desarrollo del Tren de Alta Velocidad (TAV) México-Querétaro, en donde se plantea que al menos uno de los integrantes de los consorcios internacionales interesados “deberá de ser una empresa mexicana, dedicada a la construcción y con experiencia en edificación”, lo cual no se exigió en el proceso anterior y es más precisa en el historial que deben presentar los interesados.

La convocatoria final del tren, que de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, tendrá una inversión de 45.061,5 millones de pesos (US$3.082 millones) , se publicará el 29 de enero y el fallo se dará a conocer el 31 de julio, con la intención de que el mes siguiente inicie la construcción, misma que deberá concluir en agosto del 2018, más cinco años de pruebas extendidas de operación.

En el apartado de requisitos para acreditar la experiencia técnica, se menciona que: “El licitante, por sí mismo o a través de sus afiliadas, subsidiarias, o personas de los miembros de un consorcio, deberá acreditar su experiencia como mínimo de cinco años, siempre y cuando éstas sean parte en el convenio de proposición conjunta; así como su especialidad con la mayor longitud construida en trenes de alta velocidad”.

Dichas características tampoco estaban contempladas en el proceso anterior, revocado ante diversos cuestionamientos públicos por la relación de una de las empresas constructoras mexicanas (Teya) con una casa propiedad de la esposa del presidente de la República.

Además, se pide a los licitantes la presentación de contratos en diferentes proyectos de trenes de alta velocidad que acredite experiencia y especialidad.

Algunos de los requisitos que deberán presentarse son: longitud acumulada de montaje de vía de tren de alta velocidad (300 km/h o mayor), longitud acumulada de construcción de túneles ferroviarios, longitud acumulada de construcción de viaductos y puentes especiales ferroviarios, experiencia en fabricación de trenes de alta velocidad y longitud, y experiencia de operación en dichos trenes
Tren Suburbano, un reto

En el documento se refiere que los licitantes interesados deberán garantizar la compatibilidad del nuevo tren con la línea del Suburbano de Buenavista a Cuautitlán (construido y operado por CAF) y su ampliación a Huehuetoca, tanto en la infraestructura como en las pruebas extendidas.

Sin embargo, algunas de las empresas que desistieron de presentar propuestas económicas y técnicas en el proceso anterior dejaron en claro a la SCT que no tuvieron a su alcance la información suficiente del operador del ferrocarril Suburbano para elaborar sus documentos.

Nuevo viaje de 180 días. En la prebases del tren rápido a Querétaro se pide cumplir con la Convención para Combatir el Cohecho de Servidores Públicos.

29 de enero, publicación de la convocatoria.

5 y 10 de febrero, visita al lugar de obras.

12 y 14 de febrero, juntas de aclaraciones.

14 de julio, presentación y apertura de propuestas.

31 de julio, fallo de licitación.